• Regístrate
Estás leyendo:
Comparte esta noticia
Martes , 19.06.2018 / 02:54 Hoy

Pa'no molestar

Entre la danza y la guerra: 'Las Musas de Ares'

Alejandro Evaristo

Publicidad
Publicidad

Ellas son verdaderas artistas. Diana Nolan, Diana Solís y Karla Esquivel se expresan a través de la danza y se convierten en una extensión del lenguaje -o acaso un lenguaje en sí mismas- que busca transmitir al espectador toda una serie de sentimientos acentuados con el ritmo de la música y la agilidad que las artes marciales y en general la práctica deportiva ha generado en sus cuerpos.

El escenario las transforma y más allá de ser bailarinas, se convierten en Las Musas de Ares, una compañía integrada sólo por mujeres que se dedican a la esgrima artística en un espectáculo que combina la danza y el combate escénico: las bellas artes involucradas con el nunca muy bien ponderado y helénico dios de la guerra.

La pasión que la fundadora y coreógrafa de la compañía siente por la danza no puede ser más notoria. Karla recuerda que surgió en 2013 por la necesidad de expresarse de otro modo, "es la forma que tengo para decir lo que las palabras no dan", y en este proceso creativo, reconoce, intervienen también las otras bailarinas.

"La danza es el amor de mi vida", dice sin dudar, y de alguna forma se entiende entonces el por qué la diosa egipcia Hathor recibió los versos que recibió sobre el valor e importancia de su existencia para los mortales: eres la Señora de la alegría, la Reina de la danza, la Maestra de la música, la Reina de la tañedora del arpa, la Dama de la danza coral, la Reina de la tejedora de guirnaldas, la señora del éxtasis sin fin...

Erika baila desde que tenía 8 años y aunque no pudo dedicarse como hubiese querido a tal actividad, continúa estudiando ballet y se ha preparado en disciplinas como belly dance y algo de folklore. Ella es pasante de Derecho, carrera que estudió en la UNAM, y sus bailarinas estudiaron Teatro, también en esa casa de estudios.

Las Musas de Ares han montado ya dos espectáculos, Valhalla y Ocaso del invierno, en diferentes foros y sitios de la capital mexicana. Esta tarde presentan uno nuevo de esgrima artística en el Centro Cultural de la Diversidad, en la colonia Roma Norte, allá en la Ciudad de México: "se trata de pequeñas historias basadas en cuentos o relatos de la Edad Media que les iremos contando a través de la danza, la música es mayormente medieval y son historias cortas, desde pequeños animales hasta algo inspirado en El Cid".

Esta obra de aproximadamente 40 minutos se presentará también en el mismo sitio los miércoles 27 de enero y 10 y 17 de febrero a las 19:30 horas.

"Hay una preparación en danza y en combate con las espadas meses antes; yo elijo la música de acuerdo al concepto que pretenda dar a conocer y de acuerdo con la música y la historia que quiero contar voy haciendo las coreografías. También hacemos nosotras el vestuario que se planea en conjunto con las coreografías".

Karla desea que el trabajo de Las Musas sea visto en otros puntos del país y analiza ya la posibilidad de llevarlo a otras latitudes, como el caso específico de Hidalgo, donde cada año, en Huasca, se lleva a cabo un festival medieval.

Las bailarinas tienen su propio ritmo. En el caso de Karla, entrena, ensaya y practica alrededor de 15 horas a la semana. Dice que si la danza es el amor de su vida "la música sería el chaperón. Siempre está ahí, no puedo bailar sin la música que me provoque algo".

Las Musas de Ares están en disposición de recibir y preparar a más integrantes y esa es parte de sus metas en el corto plazo, darse a conocer para buscar gente que se involucre, chicas para practicar, músicos, productores y demás: "para formar parte de las Musas creo que son requisitos básicos tener una formación mínima en danza, ser mayor de edad, disponibilidad para los entrenamientos, no miedo a las espadas y pasar un pequeño casting para ver cómo se desenvuelven en escena".

A Karla Esquivel, efectivamente, le apasiona su labor y lo reconoce: "...no podría hacer otra cosa. Quisiera, como Moliere, morir en las tablas, llenar a la gente de danza y hacerlos vibrar".

alejandro.evaristo@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.