• Regístrate
Estás leyendo: “Cruz Azul, ya me volviste a dar”
Comparte esta noticia
Miércoles , 18.07.2018 / 04:11 Hoy

Manchón Penal

“Cruz Azul, ya me volviste a dar”

Alberto Romero Rodríguez

Publicidad
Publicidad

“Un ser humano o un equipo, necesita dar sentido a lo que hace, tener claro por qué y para qué de los actos que compone su actividad cotidiana. El sueño no es un lugar para quedarse, sino un motor que nos pone en marcha”

Jorge Valdano


Hablar de Cruz Azul es, sin lugar a dudas, uno de los temas más enigmáticos y difíciles de citar. No solo por el fenómeno que genera su actual entorno, sino por la carga de situaciones que se vive a su alrededor. No se necesita ser un erudito para saber que no van por buen camino, y muy difícilmente se repondrán, al menos en lo que resta del torneo.

No hablaré de la burda idea de culpar a sus directivos, los cuales no están exentos, pero que tampoco se nos olvide la inversión que han realizado. De hecho, en un principio Cruz Azul parecía ser uno de los equipos mejor reforzados de la liga, ¿o no?

Tampoco hablaré de Pedro Caixinha, del que me parece está pagando el derecho de piso y no termina por encontrar una idea futbolística que complazca a su directiva y afición. Pero si merecen mención aparte los jugadores, que pareciera que de la noche a la mañana, olvidaron cómo patear un balón. Tan solo hay que chutarse la combinación de errores infantiles y falta de concentración de muchos de ellos, semana a semana, para entender esta nueva crisis.

Comencemos con la legión chilena. Una desesperación ver el talento de un jugador desperdiciado como Martín Rodríguez que postea las mil y un situaciones de su vida, pero que no se trate de hacer un regate, o un buen centro para sus compañeros porque en definitiva nos quedaremos viendo mejor las hermosas imágenes que postea. Y qué decir de Enzo Rocco, un jugador que con las credenciales con las que llegó —titular en ese entonces de la selección chilena— se ha cansado de cometer abominables fallas.

Francisco Silva ha sido una de las mayores decepciones, con un futbol apático, sin fuerza ni coraje, ni siquiera con un despliegue de velocidad que su posición exige. Felipe Mora es de lo más rescatable del equipo, pero la inmadurez al no encontrar el gol, han hecho de él una presa fácil de la desesperación. ¿Me pregunto qué sería de este jugador al lado de un centro delantero de gran peso mediático y futbolístico?

Qué decir del que fuera un ídolo en San Lorenzo, Martín Cauteruccio. Solo tres goles en toda la bendita estancia en nuestro país. ¡Pero tranquilos todos! que esperemos que se termine de adaptar, igual cuando Cruz Azul regrese al Azteca podremos ver en plenitud a este jugador.

Para colmo de males seguiremos esperando que hombres como Aldrete, Gullit, Montoya y Mena algún día despierten y se decidan volver a jugar como alguna vez lo hicieron, pero eso sí, a lado del eterno Catita Domínguez, que con este par de goles que recientemente realizó, seguramente le valdrán para salvar la temporada y que con la posible llegada de otro técnico verá en él un derroche de técnica, sin tomar en cuenta sus paupérrimas actuaciones y falta de liderazgo, en una posición que lo exige al por mayor, donde continuará siendo el eterno Catita.

En fin, esperemos que ahora la directiva y cuerpo técnico tomen decisiones y puedan darle una oportunidad a gente que verdaderamente quiere a este equipo como Rafael Nájera, Santiago Giménez, Luis Zaragoza o Víctor Zúñiga, sin dejar a un lado contrataciones que solventen a estos jóvenes con un gran peso futbolístico y deshacerse de varios bultos que ha cargado por mucho tiempo, para darle una fisonomía diferente a este Cruz Azul, por la enorme institución que representa, por su grandeza, pero sobre todo por su enorme afición.

Hasta la próxima…

twitter@AlbertoRomeroMP

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.