• Regístrate
Estás leyendo: Viernes 19 de Febrero de 2016
Comparte esta noticia
Domingo , 21.10.2018 / 10:33 Hoy

Algo que vale la pena contar

Viernes 19 de Febrero de 2016

Alberto Boardman

Publicidad
Publicidad

Medios violentos nos

darán una libertad violenta.

Gandhi


Quienes tienen la autoridad para la toma de decisiones sobre el tema de la violencia gráfica y visual a la que se encuentran expuestos niños y jóvenes, dejen de irse por el lado suavecito. Esos golpes de pecho relacionados por ejemplo, con ¡Cómo es posible que se permita la entrada de niños a las corridas de toros! qué el trauma, qué si la sangre... que las hilachas. La realidad sobre la exposición a la violencia en menores es que el 99% de las situaciones que realmente dejan huella se viven a diario, no hasta un domingo cada tres meses.

Primero, los periódicos (que por supuesto, no publican esta columna) que exhiben a diario: Sangre y muerte. Fotografías y gráficas explícitas de violencia aderezadas por el amarillismo sediento de aumentar la venta de los ejemplares del día, pero que ignoran el mínimo respeto humano por la vida. ¡Y ahí están! expuestos en cualquier esquina de la calle, un puesto de revistas, o bien comprados por los propios miembros de la familia y dejados al fácil acceso de los menores. Mutilaciones humanas, narraciones que rayan en la simpleza y hasta el chascarrillo de un hecho grave cometido en agravio de otro ser humano y que dan como resultado: Niños y jóvenes que se van haciendo inmunes al horror de una violencia cotidiana. Imitación de dicha violencia a través de la identificación en los roles, ya sea de víctima o victimario. Y finalmente, un ejercicio de la violencia como posible método de protección ante el famoso síndrome del mundo hostil, malo, capaz de alterar valores y principios.

Lo mismo sucede con los cines. ¿Dónde quedó la observación estricta de las clasificaciones? Hoy se venden boletos a diestra y siniestra permitiendo el acceso de cualquiera a proyecciones de violencia explícita, sexo y lenguajes no adecuados. En la televisión pública o de paga peor tantito. Ahí están las series del momento haciendo héroes a los malos del cuento. Y quienes tienen la autoridad de tomar decisiones en el asunto, hacen, pero como que no ven. Algo pasa que no quieren entrarle a estos temas de fondo. Yo digo, si ya pudo hacerse mucho, con el tema relacionado al tabaquismo, a pesar de lo cotidiano y arraigado que era ¿Porqué no entrarle a éste? ¿Cómo pretendemos solucionar primero el tema de la exposición a la violencia animal, cuando ni siquiera hacemos nada para evitar la propia exhibición de la violencia en humanos? El mundo está de cabeza. No basta tener razón, hay que usarla.

Somos lo que hemos leído y esta es, palabra de lector.


radioelitesaltillo@hotmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.