• Regístrate
Estás leyendo: Viernes 15 de Julio de 2016
Comparte esta noticia

Algo que vale la pena contar

Viernes 15 de Julio de 2016

Alberto Boardman

Publicidad
Publicidad

“La desgracia de Don Quijote no fue su fantasía, sino Sancho Panza.” Kafka

Precisamente durante este mes de Julio, sólo que hace 133 años, nacía Franz Kafka y con él de toda una revolución del pensamiento que hoy más que nunca, se mantiene vigente. Yo recuerdo que en la preparatoria había que leer "de cajón” por lo menos, “El Proceso” y “Metamorfosis”, pensando quizá que en dichas obras encontraríamos algún norte, alguna respuesta a tantas preguntas existenciales propias de la juventud.

De Kafka, como de ningún otro escritor, se han planteado miles de interpretaciones al sentido de sus obras tratando de esclarecer su proceso creativo y la significación pura de sus tratados. Lo cierto es que hasta la fecha, no ha podido establecerse una fórmula exacta, llegando así a la conocida “interpretación infinita” o como el mismo autor decía: “La verdad interna de un relato no se deja determinar nunca, sino que debe ser aceptada o negada una y otra vez, de manera renovada por cada uno de los lectores u oyentes”.

Ha llegado inclusive a instaurarse un concepto basado en el pensamiento kafkiano que se define como: "Cosa o situación absurdamente complicada y extraña, precisamente como las que describía Kafka". Cualquier parecido con la realidad social y política de nuestro mundo en la actualidad, resulta una mera coincidencia. Pero lo interesante de retomar el pensamiento y la filosofía contenida en una obra literaria como "Metamorfosis" que precisamente este 2016 cumple 100 años de su publicación, se debe precisamente a su vigencia.

De entrada la mayoría de los personajes kafkianos parecen encontrar un reflejo en muchos de nosotros. Por ejemplo, ¿qué me dice del mal necesario de la burocracia que hoy seguimos obligados a soportar como ciudadanos y que en “El Proceso”, padece con sudor y lágrimas el célebre “Señor K”? ¿Y qué decir de Gregorio Samsa, protagonista de “Metamorfosis” y su lucha constante contra la discriminación y el hartazgo laboral entre otros males?

Quizá no resulten los libros más atractivos para llevar a la playa este verano, pero lo cierto es que hay que releer a Kafka, porque como él mismo decía, sus textos logran ser un hacha que rompe el mar helado que hay dentro de nosotros.

Somos lo que hemos leído y esta es, palabra de lector.


radioelitesaltillo@hotmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.