• Regístrate
Estás leyendo: Algo que vale la pena contar
Comparte esta noticia

Algo que vale la pena contar

Algo que vale la pena contar

Alberto Boardman

Publicidad
Publicidad

Para México el “Día de Muertos”, juega un papel fundamental en la aceptación de la muerte como parte esencial de la vida. 

 
Seguramente, poco puede abonarse ya a los consabidos arquetipos aprendidos que dan origen y significado a esta fiesta heredada, sólo en parte, por nuestra cultura ancestral. 

Lo cierto es que realmente queda muy poco de la antigua veneración prehispánica original, puesto que al entrar ésta en contacto con la cultura española, el “festival de muertos” prácticamente se reinventó.

Así, dejamos de celebrar dos meses completos durante julio y agosto, cuando los mexicas veneraban el final de la cosecha de frijol, garbanzo, maíz y calabaza, para pasar simplemente a dos días, 1 y 2 de noviembre que coinciden con el día de todos los santos de la fe católica. Dejó de honrarse a la diosa azteca Mictecacihuatl y los altares se modificaron substancialmente; se agregó por ejemplo, la cruz, representada con tierra o cal que simboliza la fe relacionada con el miércoles de ceniza en el que se hace presente la frase: “polvo eres y en polvo te convertirás”. Los tres niveles del altar representan la Santísima Trinidad, y el pan de muerto, por supuesto, es un elemento arraigado totalmente de manera posterior a la llegada de los españoles. 

 
De esta forma gran parte de la celebración, tal y como la conocemos en estos tiempos, si somos severos, tiene apenas menos de quinientos años de estar vigente. Y los añadidos no se han hecho esperar, por ejemplo, la famosa “Catrina”, fue creada apenas en 1910 por José Guadalupe Posada y bautizada por Diego Rivera como tal. 

 
Lo único en lo que coincidimos plenamente ahora como en sus orígenes, es la veneración a nuestros seres queridos ya fallecidos y el respeto a la muerte, pero ojo, igual sucede en otras culturas como el Samhain celta, o el “Hallows’ Eve”, que en español significa también, “víspera de todos los santos” y cuyo nombre popular conocemos por la contracción Halloween. 

 
“Al igual que un día bien aprovechado trae buen sueño, una vida bien aprovechada trae una muerte feliz” Leonardo da Vinci. 


Somos lo que hemos leído y esta es palabra de lector.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.