• Regístrate
Estás leyendo: Transformar el infierno mexicano
Comparte esta noticia
Sábado , 15.12.2018 / 10:39 Hoy

Sin ataduras

Transformar el infierno mexicano

Agustín Gutiérrez Canet

Publicidad
Publicidad

El doctor Javier Esteinou Madrid, prestigioso comunicólogo y periodista, acaba de ser nombrado profesor distinguido por la Universidad Autónoma Metropolitana debido a su destacada labor educativa durante más de 40 años.

Tengo la fortuna de ser amigo de Javier desde que estudiamos comunicación en la Universidad Iberoamericana. El joven Esteinou ya entonces se distinguía por su rigor intelectual, ardua disciplina y sensibilidad social.

Su prolífica obra plasmada en libros, artículos científicos, conferencias e investigaciones es tan vasta que apenas caben los ejemplares en un largo librero de su casa.

El investigador afirmó que 50 años después del movimiento estudiantil del 68 se mantienen vivos los mismos anhelos de transformación, igualdad, oportunidades, dignidad y paz que demandaba la juventud mexicana.

A continuación, presento un sumario del discurso de Esteinou, quien presentó una detallada radiografía con datos duros del “infierno mexicano”, como él llamó a la dura realidad del país.

En el ámbito de la paz social, agregó, contrariamente a lo que señala la “mercadotecnia rosa” del gobierno, hoy no somos un país en la “posmodernidad”, sino una sociedad en guerra, donde según el Instituto Internacional de Estudios Estratégicos, en los últimos 10 años se ha asesinado a más de 270 mil personas, han desaparecido más de 36 mil seres humanos y 250 mil fueron desplazados de sus localidades por la violencia, cifras mayores a las que dejó la guerra de Irak y Afganistán en el Medio Oriente.

En la esfera de la seguridad, según la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos, México se ha convertido en una gran fosa clandestina donde se han localizado alrededor de mil 588 tumbas ubicadas en 23 estados del país, más que en Argentina, Chile y Perú, que contaron con dictaduras militares.

De igual forma, de acuerdo con la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), el último año se alcanzó el récord de autos robados de toda la historia de los aseguramientos, con más de 91 mil 400 coches hurtados, de los cuales 61 por ciento fue con violencia, a mano armada.

En el área de derechos humanos, la Comisión Nacional de Seguridad del gobierno federal verificó que nuestro país ocupa el quinto lugar a escala internacional en el delito de trata de personas.

En dicho escenario de barbarie se han dado los capítulos más macabros que superan los guiones del máximo terror de las películas de Hollywood, como fue el testimonio de la “verdad histórica” sobre los 43 normalistas de Ayotzinapa.

En el horizonte del estado de derecho, según el Instituto Mexicano para la Competitividad, la corrupción en México asciende a 890 mil millones de pesos, equivalentes a las ganancias que aportaría la implementación de cinco reformas fiscales.

Con base en los análisis de Trasparencia Internacional y del Banco Mundial, dicha realidad ubicó a México entre los países más corruptos del mundo, al mismo nivel que República Dominicana, Honduras, Paraguay y Rusia, afectando 9 por ciento del producto interno bruto (PIB).

En el terreno de la legalidad, según el Índice Global de Impunidad elaborado por la Universidad de las Américas, nuestra nación ocupa el primer lugar en el continente americano en materia de impunidad, a un lado de Filipinas, donde se viola flagrantemente la ley en todos sus niveles y no sucede nada.

En el orden económico, según la ONG Internacional Oxfam, aunque existió un crecimiento moderado en los últimos sexenios neoliberales, no se distribuyó la riqueza entre la población, sino que se concentró grotescamente, pues 1 por ciento del sector más rico concentra 43% de la fortuna del país, mientras que la población con mayores niveles de pobreza permaneció en iguales condiciones de miseria.

En el rubro de la justicia, 97 por ciento de los delitos denunciados no es atendido y resuelto por el Poder Judicial, lo que genera una sociedad cada vez más frustrada e irritada al comprobar que no existe ningún castigo para el que delinque.

Este panorama desolador que mostró el doctor Esteinou requiere ser transformado por un gobierno que tenga la visión de mejorar la calidad de vida de los mexicanos, con un espíritu incluyente, basada en la honestidad.

Después de la ríspida contienda electoral habrá que mirar hacia adelante para lograr el entendimiento entre todos los sectores políticos, económicos y sociales.

Los problemas de México no son de un líder ni de un partido, es un problema de todos los mexicanos.


Posdata

Cada vez es más evidente el desorden administrativo que dejó José Antonio Meade en la SRE.

Después de los casos de Josefina Vázquez Mota, pasaportes, limpieza e iluminación de la fachada, ahora sigue la falta de justificación de gastos por más de 250 mil dólares en consulados en Estados Unidos en 2014, cuando Meade era canciller.

La Auditoría Superior de la Federación sigue investigando dichas representaciones porque hasta ahora no han comprobado esos recursos que habían sido destinados como apoyos al Consejo Consultivo del Instituto de Mexicanos en el Exterior.

@AGutierrezCanet

gutierrez.canet@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.