• Regístrate
Estás leyendo: Gobierna Trump entre tuits y zapeos
Comparte esta noticia
Miércoles , 26.09.2018 / 06:08 Hoy

Sin ataduras

Gobierna Trump entre tuits y zapeos

Agustín Gutiérrez Canet

Publicidad
Publicidad

Roma. La política exterior de Donald Trump se basa en una visión simplista del mundo, expresada con el eslogan America first.

Hombre de frases publicitarias, que no de ideas consistentes, Trump dirige a Estados Unidos (EU) a su aislamiento y al mayor desprestigio internacional.

El presidente no está preparado para conducir al país más poderoso en la transición de un mundo unipolar a otro multipolar. Premisa que, por otra parte, EU no está dispuesto a aceptar.

Ignorante de los asuntos del Estado, designa a su inexperto yerno, empresario inmobiliario, a reformar al Estado, y a un ejecutivo petrolero, a conducir las relaciones exteriores.

Poseedor de un aparato cognoscitivo simple, es incapaz de articular ideas sofisticadas, pero sí es capaz de mentir y aferrarse en su mentira, como lo hace un adicto a las drogas.

La comunidad internacional ha pasado del estupor al temor al observar cómo Trump toma decisiones en política exterior: viendo las noticias pegado a la televisión.

Este homo videns, que actúa como comandante en jefe, ordenó el ataque con misiles a Siria, luego de ver en la pantalla a los niños afectados por la agresión de Asad con armas químicas.

Signo de los tiempos, Trump no lee, cree gobernar tuiteando con la mano derecha y zapeando con la izquierda. Sus ideas no rebasan los 140 caracteres y su cerebro fluctúa entre las imágenes de Fox News y de CNN.

Es improbable que Trump lea a Giovanni Sartori, de grata memoria. Si lo hiciera, sabría que los medios de comunicación son meros instrumentos que no sustituyen personas ni políticas.

En este nuevo contexto, México y el mundo enfrentan graves problemas del orden mundial: incertidumbre y debilitamiento.

1. Incertidumbre. Se ha conformado un clima de incertidumbre en México, creado por las contradicciones de Trump entre lo que dice un día para hacer lo contrario al siguiente.

Como es bien sabido, Trump prometió renunciar al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (Tlcan), estuvo a punto de hacerlo a los 100 días de su gobierno, pero cambió de idea por influencia de algunos miembros moderados de su equipo. Como resultado, el peso se depreció.

La incertidumbre se mide por las dos devaluaciones recientes del peso: cuando ganó la elección y cuando asumió el poder la moneda se cotizó a más de 22 pesos. La tercera gran devaluación podría ocurrir si Trump se retira del Tlcan con sus graves consecuencias.

Trump ordenó en enero la construcción del muro y la deportación de millones de indocumentados. Sin embargo, no obtuvo en abril el apoyo del Congreso para destinar los fondos iniciales de la absurda obra, calculados en 26 mil millones de dólares. Seguramente seguirá insistiendo en que México pague después.

México debe fortalecer las alianzas con empresas estadunidenses y extranjeras que producen en nuestro país para entrar al mercado de EU con el fin de realizar labor de cabildeo en Washington, antes del inicio de las negociaciones del Tlcan, probablemente antes de septiembre.

Hace bien México en abrir opciones de diversificación si se sale del tratado, antes que ceder a las presiones de EU. Esta será la prueba histórica de fuego para el presidente Enrique Peña Nieto.

2. Debilitamiento. Se está debilitando el orden internacional vigente de la posguerra, creado bajo el liderazgo estadunidense, sin que hasta ahora se proponga erigir uno nuevo.

Como en el célebre grabado de Goya, Saturno devorando a sus hijos, Trump está socavando a las políticas de libre comercio impulsadas por su propio partido, el republicano, así como los regímenes internacionales en medio ambiente y cambio climático.

EU no respeta la Carta de las Naciones Unidas, en particular la prohibición del uso de la fuerza para dirimir conflictos internacionales, al adoptar medidas unilaterales, sin la autorización del Consejo de Seguridad.

Trump ha cuestionado a la Organización del Tratado del Atlántico del Norte (OTAN) porque sus miembros no financian lo suficiente el gasto militar, mientras que coquetea con el presidente ruso Vladímir Putin, creando el temor de los países de Europa del este.

Ante la fractura de la arquitectura internacional, México debe apoyar iniciativas, en conjunto con países afines y representativos, para mantener las reglas vigentes del orden internacional y adoptar nuevas que lo hagan más eficiente, creíble, estable y respetado por todos. El rol de países como México, China, Indonesia, Brasil, Turquía, Sudáfrica e Irán será fundamental. No se puede dejar ya en manos de las viejas potencias esta tarea.

Posdata

El 8 de mayo en Copenhague la casa Bruun Rasmussen vendió en subasta la condecoración de la Orden Imperial de Nuestra Señora de Guadalupe, en grado de comendador, que perteneció al contraalmirante de la armada austro-húngara, Marko Eugen Florio. La insignia fue otorgada por el emperador Maximiliano.

La orden de Guadalupe se extinguió con la caída del Segundo Imperio en 1867.

@AGutierrezCanet

gutierrez.canet@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.