• Regístrate
Estás leyendo:
Comparte esta noticia
Martes , 19.06.2018 / 03:50 Hoy

Cambio y fuera

Recorte a la cultura y obediencia

Adriana Malvido

Publicidad
Publicidad

Dicen los economistas que los recortes al gasto público son un acto responsable. Cuando leo esto recuerdo a Nélida Piñón. En su libro La seducción de la memoria, la escritora brasileña plantea que habitamos sociedades que confabulan contra la imaginación y que intentan darnos lecciones diarias de un falso realismo: "hay que ganarse la vida, hay que luchar, hay que ser obedientes" y no hay nada más que hacer. Y así nos ha ido.

Panorama: La Cámara de Diputados aprobó un recorte al presupuesto cultural para 2017 de más de 3 mil millones de pesos, es decir, será 20 por ciento más bajo que el de 2016. Además desaparece el Subsidio Piso que otorgaba 34 millones de pesos a cada estado para secretarías de Cultura e institutos. Las instituciones que integran la Secretaría de Cultura (SC) contarán con los 10 mil 928 millones que propuso la SHCP, más mil 500 millones para "etiquetados".

Contradicciones: se crea una SC con menos recursos que el Conaculta. Nuestro cine es reconocido mundialmente, pero los Estudios Churubusco sufrirán un recorte de 43 por ciento y el Centro de Capacitación Cinematográfica, de 29. Mientras que la Universidad de Harvard crea la cátedra "Eduardo Matos", al INAH le quitan 15 por ciento. La nueva SC pone énfasis en la Promoción de la Lectura, pero Educal tendrá un recorte de 34 por ciento. Por su parte, el Fondo de Cultura Económica cerrará, debido a la disminución de 17 por ciento a su presupuesto, sus librerías en la Terminal 1 y la 2 del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México y las sucursales en Brasil y Venezuela (Erika Bucio, Reforma, 21/11/16).

Un ejercicio comparativo: el presupuesto cultural para 2017 será de 12 mil 428 millones de pesos, mientras que en lo que va del sexenio el gobierno federal ha gastado, según Fundar, 24 mil millones en publicidad oficial. El FCE tiene que cerrar librerías para ahorrar "3 millones de pesos", cuando los partidos políticos le deben al fisco 626 millones y acaban de aprobarse 4 mil millones de pesos, sin contar los gastos de campaña (María Amparo Casar, Excélsior, 23/11/16). Ahora se ofrecen 15 millones de pesos a quien informe el paradero de Duarte o de Yarrington. ¿Nuestros impuestos se destinan a la búsqueda de corruptos a quienes se dejó escapar?

La vida se empobrece cuando se clausura la imaginación. ¿Y los funcionarios culturales? realistas y obedientes.

adriana.neneka@gmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.