• Regístrate
Estás leyendo: "Mi valedor" en la calle
Comparte esta noticia
Viernes , 19.10.2018 / 05:07 Hoy

Cambio y fuera

"Mi valedor" en la calle

Adriana Malvido

Publicidad
Publicidad

Son más de 4 mil, oficialmente. Los vemos en bancas, parques, banquetas y esquinas, pero nunca los miramos a los ojos. Para la mayoría, las personas en situación de calle son invisibles.

Muchos huyeron de sus casas, del maltrato y el abuso; otros nacieron en la calle; los más, son migrantes que vinieron en busca de un trabajo y lo que les ofreció el Distrito Federal fue la exclusión, la mona, la prostitución y, a veces, algún albergue.

Óscar, Valdemar, Melchor, Carlos, Cecilia, Ricardo… forman parte de ese mundo con historias que hacen decir a Elena García, trabajadora social: “Ay diosito tienes que existir, y si no existes, qué poca madre”, como leo en Mi valedor, una publicación mensual cuyo número 1 comienzan a distribuir ellos mismos esta semana. No solo es la primera revista de este tipo en México, sino un modelo de autoempleo que les ofrece una herramienta para cruzar el puente de la indigencia a la reinserción social y de la limosna a la oportunidad de un ingreso digno.

María Portilla estudiaba arte en Londres cuando conoció The Big Issue, la revista que distribuyen miles de indigentes en Gran Bretaña (comenzó en 1991 con un tiraje mensual y hoy imprime 100 mil ejemplares semanales); viajó a Escocia para visitar la sede en Glasgow, supo de la Red Internacional de Periódicos Callejeros que integra 120 revistas en 40 países y más de 28 mil vendedores, y su idea de impulsar el proyecto en México fue bienvenida.

Se unieron Mariana Patrón, Paula García, Regina Rivero Borrell, Ana Nieto y Delphine Tomes, y después Elena García, maestra de la UNAM con larga experiencia de trabajo con poblaciones vulnerables e integrante de La Carpa, una institución en La Merced dedicada a la rehabilitación de gente en situación de calle con problemas de adicción, que también se alió, como Street soccer México, la Escuela de Paz Tepito…

Los valedores reciben capacitación y colaboran en el contenido de la revista. Cuentan su historia, se hacen visibles. Compran cada ejemplar a 5 pesos, lo venden a 20 y conservan 15. Portan con orgullo el chaleco que los identifica como “Mi valedor”, por ahora, en las delegaciones Cuauhtémoc y Venustiano Carranza.

Abro la revista, asombrosos el diseño, las ilustraciones y los ensayos fotográficos; hay arte, cuento, reflexión, documento y humor. Descubro una nueva lectura de la ciudad desde la mirada joven y horizontal de siete mujeres: “No es cuestión de levantar al otro, es cuestión de levantarse juntos (…) Somos el problema y la solución, mi valedor”.

adriana.neneka@gmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.