• Regístrate
Estás leyendo: "Shit happens"
Comparte esta noticia
Miércoles , 12.12.2018 / 00:07 Hoy

Unicornios Mexicanos

"Shit happens"

Adolfo Ortega

Publicidad
Publicidad

Recuerdo que hace unos años, cuando apenas exploraba la opción de crear un producto editorial sobre emprendimiento (que luego derivó en Ventura México), se desató un escándalo mediático sobre el cierre de la empresa Mastraetta, la única firma automotriz de origen mexicano.

La prensa reproducía la versión del emprendedor que acusaba a su socio, un fondo de capital emprendedor, de suspender el financiamiento necesario para que la empresa siguiera funcionando. El emprendedor también acusó al fondo de mala gestión, pues la operación ya estaba a cargo de directivos impuestos por los inversionistas institucionales.

Era exactamente el tipo de escándalo que le gusta cubrir a los medios de comunicación: una firma desalmada (el fondo) le arrebata su empresa a un inocente soñador (el emprendedor).

Abordé el tema en uno de los primeros newsletters que envié a los pocos lectores que entonces tenía. Mi posición aún reflejaba mis orígenes periodísticos. Critiqué entonces al fondo de inversión por no salir a dar su versión de los hechos a los medios de comunicación.

Al platicar sobre este punto con una de las personas que más conoce del capital emprendedor en México, me dijo que él estaba de acuerdo con el silencio del fondo. Su argumento era que había ciertas industrias que, pasara lo que pasara, siempre serán los villanos de la historia para los medios de comunicación: los bancos, las aseguradoras, las farmacéuticas, y, añadió, los fondos de inversión.

Creo que tenía razón. No valía la pena exponerse ante los medios de comunicación y defender públicamente una decisión de negocio que solo correspondía tomar y explicar en una asamblea de accionistas. Pero lo que me dijo después fue, al menos para mi, el argumento más contundente para entender cómo veía esa historia: “En los negocios, como en la vida, shit happens”.

Y eso es algo que a veces se nos olvida, que pueden pasar cosas que nadie espera. Y en los negocios, más veces de las que uno desea, pasan cosas que nadie espera o nadie quiere. Esto lo traigo a colación por el caso reciente en que un emprendedor se llevó el dinero que levantó a través de una plataforma de fondeo colectivo.

Desconozco en qué etapa va esta historia. Si hay investigación o no. Si hay responsabilidad de la plataforma o no. Si el emprendedor era de fiar o no. Si los inversionistas recuperarán su lana o al menos una parte de la misma.

Sé que este tipo de situaciones le pueden causar mucho daño a la reputación de las plataformas de crowdfunding, pero es una gran oportunidad para darle una dosis de realidad a muchos fenómenos emprendedores que de pronto parecen que son la panacea y no lo son. Shit happens en los negocios análogos y en los digitales; en SV y en la CdMx; contra los emprendedores y contra los inversionistas. Y así ha sido toda la vida. Y así seguirá sucediendo.

Ojalá que esto sea visto como una oportunidad para reconocer fallos del sistema y resolverlos, o al menos inhibirlos. Y no como una anécdota aislada que por repetición y por ser única referencia tome la fuerza y la validez de una tendencia.

*Fundador de VenturaMedia, firma que promueve la cultura emprendedora.

@adolfoconected

adolfo@venturamedia.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.