• Regístrate
Estás leyendo: Necesitamos más emprendedoras
Comparte esta noticia
Martes , 25.09.2018 / 18:53 Hoy

Unicornios Mexicanos

Necesitamos más emprendedoras

Adolfo Ortega

Publicidad
Publicidad

Elizabeth Holmes es una treintañera estadunidense que emprendió en el sector salud y ahora tiene una fortuna valuada en 4 mil 500 mdd, según Forbes. La misma fuente dice que Oprah Winfrey, la famosa conductora de televisión de 61 años, tiene un patrimonio de 3 mil mdd, y que la riqueza de Meg Whitman, la famosa ex directora de eBay, que además compitió por la gubernatura de California, asciende a 2 mil 100 mdd.

Además de los cuantiosos ceros que estas tres mujeres tienen en su chequera, ¿qué otra cosa tienen en común? Que en la cultura de negocios estadunidense son consideradas self-made women, o mujeres que amasaron su fortuna ellas mismas.

En nuestro país la situación es diferente. Muy pocas mexicanas protagonizan historias de negocios. Las más famosas, las más activas en los medios y las más ricas suelen ser herederas de emporios construidos por sus padres o sus abuelos. En México no hay self-made women.

Si no hay tantas mujeres de negocios exitosas como nos gustaría es muy probable que sea porque tampoco hay tantas emprendedoras como se requieren para que esto suceda.

¿Por qué es importante que haya más mujeres de negocios? Las investigadoras Emily Fetsch, Chris Jackson y Jason Wiens dan tres razones en el blog de la fundación Ewing Marion Kauffman: las mujeres suelen ser más sensibles que los hombres en el tema de los riesgos, y suelen identificar con más facilidad los riesgos innecesarios. Suelen ser más ambiciosas que los hombres para convertirse en emprendedores seriales. Y, por si fuera poco, hay una correlación entre el incremento de mujeres en posiciones de liderazgo en una empresa con los retornos financieros que la firma logra.

En marzo pasado, a propósito del Día Internacional de la Mujer, la aceleradora Endeavor publicó: "En un país donde menos de 3% de las mujeres son empresarias, se requieren candidatas capaces de materializar sus ideas, crear puestos de trabajo, contribuir a la mejora de sus comunidades e inspirar a otras como ellas con el ejemplo y la innovación".

¿Por qué no hay más emprendedoras? Hay varias respuestas. Una de las más comunes es la falta de financiamiento. El estudio The Gender Global Entrepreneurship and Development Index (GEDI), elaborado en 2014 por Dell, muestra que casi 80% de las mujeres en México no tiene acceso a servicios financieros, lo que representa una desventaja crítica al momento de emprender.

El estudio analiza una muestra de 30 economías y coloca a México como uno de los seis países con mayor brecha de género en acceso a servicios financieros, donde comparte esta pena con Brasil, Uganda, Pakistán, India y Marruecos.

Pero la escasez de dinero es apenas el comienzo. Hay otras barreras igual de importantes como la falta de mentoría; que el emprendimiento se considere una actividad "para hombres"; que es más difícil mantener un balance de vida emprendiendo que trabajando en una empresa, entre otras razones.

Hay mucho por hacer para que las historias de negocios comiencen a tener más mujeres como sus protagonistas. Una de las iniciativas más ambiciosas que, además, funciona a nivel regional es WeXchange, una plataforma impulsada por el Fondo Multilateral de Inversiones (Fomin), un organismo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que conecta a emprendedoras de alto crecimiento de América Latina y el Caribe con mentores e inversionistas.

En noviembre próximo el foro WeXchange 2015 tendrá lugar en Monterrey, Nuevo León, en el marco del festival del emprendimiento INC Mty, una gran oportunidad para que todos, hombres y mujeres, discutamos e iniciemos acciones que mejoren la posición de las emprendedoras en México y en la región.

*Fundador de VenturaMedia, firma que promueve la cultura emprendedora.

@adolfoconected
adolfo@venturamedia.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.