Una ciudad

Uno anda por allí inventando la ciudad. No es mal trabajo y además, a veces, es necesario. Al fin que apenas la ciudad asoma el ojo uno se empeña en descubrirla y relatarla. 
53 millones presentan condiciones económicas y sociales insuficientes para gozar de una vida digna.
Es una locura. La ciudad va dando tumbos en la imaginación. (Sergio Bordón )

Ciudad de México

Ahora vivo en un departamento viejo, como mis utopías, a media cuadra del edificio Jardín, en la calle Sindicalismo, colonia Escandón. El edificio Jardín lo alzaron en 1931; y un joven fue el arquitecto, un joven no graduado, Francisco J. Serrano, que no había terminado sus estudios, pero que estaba impresionado por Le Corbusier. Debieron ser bellos los jardines en el patio central y en la azotea: un edificio para seres humanos, no un charco donde se paran los moscos o un hormiguero. Hoy sólo quedan los ornamentos y la soledad de una mujer olvidada; y el silencio de la piedra y la belleza oculta.

Lee aquí el artículo completo.