En los tiempos de Mailer

Probablemente el escritor cuya personalidad literaria me ha intimidado más profundamente es Norman Mailer. No lo conocí personalmente. Conocer a un escritor es regularmente un acto fraudulento.
 Lo que me admira de Mailer es su furia literaria, su capacidad para la lucha y la gimnasia conversadora, y su absoluta decisión de ser escritor contra todo obstáculo, incluido el escollo mayor: él mismo.
Lo que me admira de Mailer es su furia literaria, su capacidad para la lucha y la gimnasia conversadora, y su absoluta decisión de ser escritor contra todo obstáculo, incluido el escollo mayor: él mismo. (Raquel Moreno)

Ciudad de México

La admiración que profeso por Norman Mailer no proviene exactamente de sus libros, pese a haber leído casi toda su obra. "El parque de los ciervos" y "Los ejércitos de la noche" se manifestaron como mis obras preferidas. Ambos libros de naturaleza social, aunque de dirección opuesta: el primero es una novela, la vida necrófila y hedonista de los artistas de Hollywood; y el segundo revela la crónica de las protestas en contra de la guerra de Vietnam. Lo que me admira de Mailer es su furia literaria, su capacidad para la lucha y la gimnasia conversadora, y su absoluta decisión de ser escritor contra todo obstáculo, incluido el escollo mayor: él mismo. Añadiría una característica más: la capacidad que tenía para hacer rabiar a las personas, sobre todo a los necios y a los pelmazos.

Lee el texto completo aquí.