Sherlock Holmes no es popular: 10 años de guerra

No se discute una ley de seguridad interior; se debate la primacía de la vía civil ante la violencia. Por eso vemos un presidente vestido de militar y no lo imaginamos como Sherlock Holmes.
El peso del Estado parece más el peso de las armas y menos el peso de las leyes.
El peso del Estado parece más el peso de las armas y menos el peso de las leyes. (Guillermo Préstegui)

Ciudad de México

¿Los militares intervienen porque los civiles no pueden o los civiles no pueden porque los militares intervienen? La trampa se ve por los dos lados. Cada paso que dan hacia atrás los civiles, lo dan hacia delante los militares. Cada localidad o región que no puede ser protegida por los civiles debe ser resguardada por los militares. La medicina que en principio parece curar, en realidad reproduce la enfermedad. Un policía que ni siquiera se puede proteger a él mismo jamás podrá proteger a otros. Un militar bien adiestrado, disciplinado y equipado parece la solución y en realidad hace posible que la enfermedad se extienda. Cienfuegos lo dijo: los gobernadores no han hecho lo suficiente para mejorar a sus policías. Tiene razón, el problema es que muy probablemente harán aún menos a partir del día mismo en que, en su caso, se publique la ley de seguridad interior en el Diario Oficial de la Federación.

Lee aquí el artículo completo.