• Regístrate
Estás leyendo: Olvidemos Dinamarca, volvamos a México
Comparte esta noticia
Lunes , 24.09.2018 / 05:52 Hoy

Olvidemos Dinamarca, volvamos a México

Para movernos en la dirección correcta hay que comenzar por renunciar a ser Dinamarca, mirarnos de nuevo y hacernos las preguntas correctas e incómodas. La reflexión sobre lo posible y lo inadmisible, argumentamos, sirve para ese objetivo.
Publicidad
Publicidad

Por Blanca Heredia y Ana Laura Magaloni

Ilustración: Adrián Pérez

Es imprescindible hacer un alto en el camino y escudriñar las condiciones de fondo que han hecho de nuestra joven democracia un régimen crecientemente disfuncional y poco legítimo, y de nuestra también joven economía abierta una marcada por tasas de crecimiento mediocres y altos niveles de concentración del ingreso y la riqueza. Urge, asimismo, entender mejor cómo la apertura económica y la democratización política lejos de haber eliminado las viejas formas de gobernar un país profundamente desigual han contribuido a exacerbar sus peores vicios, lo que ha terminado por fracturar la gobernabilidad y auspiciar la espiral de violencia en la que nos encontramos inmersos. 

Lee el texto completo aquí.




Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.