• Regístrate
Estás leyendo: Maternidad y uso de drogas. ¿Condiciones excluyentes?
Comparte esta noticia

Maternidad y uso de drogas. ¿Condiciones excluyentes?

Demonizar el uso de drogas en mujeres embarazadas y/o con hijos y enviar a los menores a procesos indefinidos de institucionalización, ciertamente no contribuye a diseñar mejores escenarios que favorezcan el bienestar físico.
Publicidad
Publicidad

Por Angélica Ospina-Escobar

Ilustración: Izak Peón

En México, una mujer con uso problemático de drogas que tiene hijos o que está embarazada cuenta con muy pocos apoyos familiares e institucionales para ocuparse de sí misma y de sus hijos, lo que dificulta que pueda dejar de usar drogas. Por ejemplo, pocos centros de tratamiento aceptan mujeres y dentro de aquellos que las aceptan, en ninguno les permiten el ingreso si están embarazadas y, menos aún, permiten que los hijos puedan permanecer con ellas durante el internamiento. Al respecto, es fundamental comprender que estas mujeres enfrentan su situación de dependencia a las drogas CON sus hijos, de ahí que no brindarles alternativas que consideren a su prole, equivalga a negarles su derecho fundamental a recibir tratamiento.

Lee el texto completo aquí.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.