La máquina de escribir (1878-1978)

A semejanza de las demás máquinas, la de escribir fue un logrado intento de ampliar las capacidades y romper las limitaciones humanas. 
La máquina de escribir (1878-1978)
La máquina de escribir (1878-1978) (David Peón)

Ciudad de México

Los primeros humanos al observar la primera noche creyeron que el sol no volvería a nacer jamás. Podemos sonreír ante su ignorancia pero la reproducimos ante el medio inorgánico en que estamos inmersos. ¿Cuántos de nosotros, exceptuando a los especialistas, saben cómo funciona el televisor, la computadora, el automóvil, el teléfono? Nos parece que las máquinas siempre han estado allí, como el aire y las montañas, y no podemos entender el mundo sin ellas.

Leer el texto completo aquí.

JOS