Educar para el siglo XXI

Vivimos tiempos de extraordinarias posibilidades y de extraordinarios desafíos. Tenemos el conocimiento y los medios para construir un mundo inclusivo, sustentable y en paz.
 Lamentablemente vivimos en un mundo en que la incomprensión y la intolerancia ponen la paz y la sustentabilidad en peligro.
Lamentablemente vivimos en un mundo en que la incomprensión y la intolerancia ponen la paz y la sustentabilidad en peligro. ( Estelí Meza)

Ciudad de México

Un hallazgo de nuestros estudios es que la educación pública tiene orígenes y propósitos comunes en la gran mayoría de los países, y buena parte de la estructura de los currículos es semejante; en todos se enfatiza el desarrollo de competencias cognitivas, en las áreas de lenguaje, matemáticas, ciencias. En ellos también los propósitos de la currícula se han expandido en la última década, en búsqueda de mayor énfasis en el desarrollo de capacidades de conocerse a sí mismo y poder gobernarse a sí mismo –lo que los antiguos llamaban carácter— y de capacidades de colaborar con los demás y de liderar.

Lee aquí el artículo completo.