Donald Trump y los peligros del mundo post-factual

Este año ha sorprendido con votaciones cuyos resultados nos dejaron perplejos, por ejemplo el Brexit y la nominación de Donald Trump a la candidatura por la presidencia de EU.
Se cree lo que sea necesario cuando corresponda a las emociones que se desean satisfacer: indignación, xenofobia, rechazo.
Se cree lo que sea necesario cuando corresponda a las emociones que se desean satisfacer: indignación, xenofobia, rechazo. (Fabricio Vanden Broeck )

Ciudad de México

En los albores del tercer milenio, diversos autores empezaron a identificar un "mundo post-factual", en el que ya no importa si la información es cierta o no, si la noticia es o no real, sino cuánta gente la cree. En las redes sociales, al fin y al cabo, no existen controles de veracidad y la autoridad se obtiene si parece mayoritario. Este es el mundo en que la campaña de Donald Trump se vuelve exitosa, el mundo post-factual en el que no importa que haya video o audio donde se le muestre denigrando a las mujeres; no importa el número de videos en que aparezca contradiciéndose, él lo negará y mucha gente le creerá. Incluso viendo esos videos, le seguirán creyendo.

Lee aquí el artículo completo.