El extraño caso del presidente empresario

La presidencia de Estados Unidos tiene muy pocos controles institucionales para evitar conflictos de interés. Trump podría seguir administrando sus negocios a la vez que gobierna su país.
El extraño caso del presidente empresario
El extraño caso del presidente empresario (Víctor Solís)

Ciudad de México

El presidente Trump no estará completamente libre de limitaciones. La Constitución estadunidense establece que ningún funcionario podrá “sin el consentimiento del Congreso, aceptar ningún presente, emolumento, puesto, o título de ningún tipo, de ningún rey, príncipe o Estado extranjero”. La así llamada Cláusula de los emolumentos constituye el único control legal para evitar que el titular del Poder Ejecutivo incurra en conflictos de interés. Existen, sin embargo, pocas razones para creer que constituirá un límite real. En primer lugar, el Congreso, bajo control republicano, sería el responsable de iniciar el hipotético proceso de impeachment. En segundo, no hay registro de que ningún ciudadano, mucho menos un presidente, haya sido juzgado por violarla.

Leer el texto completo aquí.

JOS