Esta década de sangre. Episodios de una tragedia

Las cinco cabezas cercenadas con los ojos abiertos eran la metáfora exacta de lo que iba a suceder en México: con esos ojos comenzó la década más sangrienta que se ha vivido en el último siglo.
Militares de elite se dejan tentar por el crimen organizado y terminar por cambiar de bando.
Militares de elite se dejan tentar por el crimen organizado y terminar por cambiar de bando. (Patricio Betteo)

Ciudad de México

La historia de Los Zetas es de sobra conocida. Militares de elite son enviados a la PGR para reforzar el combate a las drogas. Ahí se dejan contaminar por las tentaciones del crimen organizado y terminar por cambiar de bando. Sirven primero como brazo armado del Cártel del Golfo. Pero un día comprenden que pueden operar por cuenta propia y se vuelven el azote del país. Desatan una violencia que no se había conocido hasta entonces. A ellos se atribuye la creación de un nuevo modelo de operación criminal, que consiste en apoderarse de las rutas del narcotráfico y de los negocios ilícitos que funcionen dentro de éstas: de la “piratería” a la trata de personas, y todo lo que quepa entre ambas.

Lee aquí el artículo completo.