Curiosidad

Una persona curiosa es aquella que empujada por su deseo de conocimiento se entromete en terrenos a los que no necesariamente se halla invitada.
La curiosidad mató al gato, pero salvó al ser humano.
La curiosidad mató al gato, pero salvó al ser humano. (Sergio Bordón)

Ciudad de México

María Moliner define —en su diccionario por todos conocido— la “curiosidad” como un vicio, y añade que el curioso es quien “está preocupado por enterarse de los asuntos de otros”. Es un chismoso, puesto en palabras algo distintas. ¿A dónde conducirá un vicio semejante? Quisiera pensar que se trata de un vicio benigno y que su cultivo apunta hacia la supervivencia. Me imagino también que un curioso legítimo es alguien que no tiene intenciones de suicidarse porque al hacerlo se perdería de un conocimiento que presiente se halla a la vuelta de la esquina.

Lee el texto completo aquí.