Corea del Sur, dividida frente a Corea del Norte

La tensión entre Estados Unidos y Corea del Norte aumentó de forma considerable. Kim Jong-un dejó claro que no se intimidará con el bombardeo de Siria o la bomba de 10 toneladas en Afganistán.
El gobierno norcoreano no se ha cansado de declarar que está dispuesto a llegar hasta a las últimas consecuencias.
El gobierno norcoreano no se ha cansado de declarar que está dispuesto a llegar hasta a las últimas consecuencias. (Patricio Betteo)

Ciudad de México

Día a día la situación en la península coreana cambia y se vuelve más complicada. Las acciones militares recientes del gobierno de Trump lo han convertido en uno impredecible, tal como lo es el régimen de Kim Jong-un. Algo en sumo peligroso para el mantenimiento de la estabilidad en la región. China, por su parte, parece un tanto cautelosa, evaluando cada movimiento antes de tomar una postura firme, una estrategia riesgosa que podría agotar la paciencia tanto de Washington como de Pyongyang. Y Corea del Sur, tal vez el país más vulnerable ante las acciones norcoreanas, enfrenta un proceso electoral clave para definir su porvenir con una población dividida y confrontada en un aspecto clave: su posición frente a Corea del Norte. Las cosas no pintan para bien.

Lee aquí el artículo completo.