De combustibles y delincuencia

No podemos tomar este tipo de ajustes a la ligera, menos cuando el objetivo es atraer inversiones y la capacidad de respuesta en seguridad es tan heterogénea a lo largo del país. 
La expansión del mercado negro de combustibles fortalecerá a las organizaciones que ya se dedican a estas actividades.
La expansión del mercado negro de combustibles fortalecerá a las organizaciones que ya se dedican a estas actividades. (Víctor Solís)

Ciudad de México

El pasado 27 de diciembre amanecimos con la noticia para muchos esperada de que los precios de los combustibles en México se incrementarán entre 14% y 20% en 2017. Por desgracia, a partir del anuncio la conversación se ha centrado en machacar al gobierno por la promesa aventurada y quizá innecesaria de que pondría un alto definitivo a los famosos "gasolinazos". Como suele suceder cuando hay raja de por medio, la discusión sobre los efectos positivos y negativos de la medida en el corto, mediano y largo plazo ha pasado a segundo plano en el análisis. Estamos instalados en la grilla y pasando por alto aspectos fundamentales como el destino y manejo de los recursos que se generarán a partir de los impuestos que componen el precio de los combustibles.

Lee aquí el artículo completo.