Salud y pobreza: Binomio inseparable

La pobreza excluye a las personas del torrente de la vida, disminuye su participación social y las aísla de bienes como la salud.
Para las partes más atrasadas del país, el ingreso per cápita es apenas entre 1.8 y 3 veces el ingreso de subsistencia
La pobreza excluye a las personas del torrente de la vida, disminuye su participación social y las aísla de bienes como la salud. (Kathia Recio)

Ciudad de México

Los países pobres se encuentran inmersos en la llamada "trampa demográfica". En esa trampa los pobres padecen y mueren por enfermedades de la pobreza —desnutrición, diarreas y neumonías en infantes—, mientras que las clases económicas solventes padecen y fallecen por patologías propias de la edad y de la riqueza —infartos al miocardio, cánceres, enfermedades renales crónicas, accidentes automovilísticos.

Lee el artículo completo aquí.