Sobre ese 7-0

El sistema sigue siendo el mismo que hace 25 años: los equipos mexicanos carecen de trabajo mental, pocos cuentan con psicólogos en la plantilla y la mayoría se enfoca en lo físico.
Las casas de apuestas daban, previo al partido, un resultado cerrado, cargado hacia el lado mexicano.
Las casas de apuestas daban, previo al partido, un resultado cerrado, cargado hacia el lado mexicano. (Ilustración: Pablo García)

Ciudad de México

La conclusión es la de siempre, la que estamos cansados de escuchar porque ningún involucrado la toma en serio. Mientras no se trabaje con los futbolistas mexicanos en todos los aspectos, mientras los directivos no entiendan la gravedad del problema, y mientras las empresas sigan tomando las decisiones deportivas, seguiremos viendo resultados similares. Tal vez —esperemos— no tan escandalosos como el del sábado pasado.

Lee aquí el artículo completo