Holden Caulfield y la Odisea. 65 años de The Catcher in the Rye

A lo largo del relato Holden Caulfield nos irá dando cuenta de sus lecturas, una preciosa linterna para alumbrar su manera de ser: por supuesto, y en primer lugar, los libros de su hermano mayor.
A lo largo del relato Holden Caulfield nos irá dando cuenta de sus lecturas, provenientes de los libros que su hermano le presta o que él descubre.
A lo largo del relato Holden Caulfield nos irá dando cuenta de sus lecturas, provenientes de los libros que su hermano le presta o que él descubre. (Izak Peón)

Ciudad de México

A Holden Caulfield lo conocemos cuando él mismo se nos presenta, a punto de ser expulsado de su último colegio, Pencey, Pensilvania (lo han expulsado antes de varios otros), y nos hace acompañarle a lo largo de tres días entre ese rincón provinciano y la Gran Manzana, por las calles, los bares, los hoteles, los cines, el Parque Central, hasta un museo de Nueva York, que es donde vive su familia. En Nueva York, no en el museo.

Lee el artículo completo aquí.