Mi novela de aroma púrpura

Este relato, presentado por primera vez en español, es un juego de espejos en donde el gran autor británico confronta la amistad y la deslealtad, la creación literaria y el plagio.
En su mente probablemente lo asociarán con un escándalo medio olvidado, y con la deshonra.
En su mente probablemente lo asociarán con un escándalo medio olvidado, y con la deshonra. (Raquel Moreno)

Ciudad de México

Habrán oído hablar de mi amigo, el alguna vez celebrado novelista Jocelyn Tarbet, aunque sospecho que su memoria está comenzando a desvanecerse. El tiempo puede ser despiadado con la reputación. En su mente probablemente lo asociarán con un escándalo medio olvidado, y con la deshonra. Seguramente nunca habían oído hablar de mí, el alguna vez desconocido novelista Parker Sparrow, hasta que mi nombre se asoció públicamente con el mío. Para unos pocos nuestros nombres continúan fuertemente atados, como los dos extremos de un subibaja. Su auge coincidió con, aunque no causó, mi declive. Luego su caída supuso mi triunfo mundano. No niego que no hubiera delito. Robé una vida, y no tengo intención de devolverla. Pueden considerar estas escasas páginas como una confesión.

Lee el artículo completo aquí.