Gasolina, populismo e hipocresía medioambiental

El precio bajo de la gasolina en México durante las últimas dos décadas, provocado por el subsidio que se le había otorgado desde principios de los noventa, es una bandera económica populista.
Pareciera que la gasolina y el dólar baratos son las condiciones que nos sacarán del estancamiento económico por el que pasa México.
Pareciera que la gasolina y el dólar baratos son las condiciones que nos sacarán del estancamiento económico por el que pasa México. (Victor Solís)

Ciudad de México

La gasolina barata, además de ser una bandera económica populista –como la anulación del cobro de tenencia de automóviles–, representa un enorme aliciente a retrasar la tan necesaria transición energética en México y un incentivo positivo al uso frecuente del automóvil.

Lee el artículo completo aquí