Vivir con epilepsia

Las enfermedades son un conjunto de males sin mezcla de bien alguno. Por eso se les nombra como al infierno.
 La epilepsia puede incluso ser un don. Sabe uno de cosas que muchos otros desconocen.
La epilepsia puede incluso ser un don. Sabe uno de cosas que muchos otros desconocen. (Ilustración: Gonzalo Tassier)

Ciudad de México

No sé si lo más difícil era regresar o saber, un segundo antes, que me perdería en lo desconocido. Siempre lo desconocido. Volvía en mí del universo de la nada al gesto angustiado de mis padres inclinándose sobre mi desasosiego, con los ojos más abiertos que los míos y los de nadie en el mundo. Se ponían tan tristes que yo hubiera querido desaparecer otra vez, para regresar luego, cantando, como caída del cielo. Pero estaba quieta en una cama, la que hubiera quedado más cerca del lugar en que la fiera eléctrica había echado a correr por mi cerebro.

Lee aquí el artículo completo