• Regístrate
Estás leyendo: Marcus Miller: Para tocar jazz no importa de dónde vienes
Comparte esta noticia
Lunes , 15.10.2018 / 16:41 Hoy

Marcus Miller: Para tocar jazz no importa de dónde vienes

Antes de su concierto en el Festival Oasis Jazz U de Cancún, el bajista estadunidense habló de la situación de los músicos bajo el régimen de Donald Trump y recordó su colaboración con Miles Davis.

Publicidad
Publicidad

Con una larga carrera en el jazz, el bajista Marcus Miller asegura que hace diez años los músicos estadunidenses tocaban con una gran sonrisa. Ahora lo hacen volteando para todos lados, temerosos: “No sabemos qué pueda pasar. Ahora todo está en el aire, no sabemos cuándo se van a calmar las cosas”.

La turbulencia política que vive Estados Unidos con su presidente, Donald Trump, ha creado incertidumbre entre los jazzistas. Antes de su presentación en el Festival Oasis Jazz U, ayer en la noche, el bajista se refirió en conferencia de prensa al Día Internacional del Jazz, organizado por Herbie Hancock:

TE RECOMENDAMOS: Los disco de la semana: Locos que experimentan

[OBJECT]“Cada 30 de abril hacemos un gran concierto en algún lugar del mundo para celebrar la democracia del jazz. Se han hecho conciertos en Nueva York, Estambul, Turquía, Osaka, Francia y La Habana. El año pasado fue en la Casa Blanca y los anfitriones fueron Barack y Michelle Obama. Yo les dije a todos los músicos: ‘Disfruten esto, damas y caballeros, porque no sé cuándo vamos a regresar aquí como músicos de jazz’”.

Los jazzistas no saben si habrá apoyo para las artes, explicó el bajista, que adquirió renombre al tocar en el disco Tutu, de Miles Davis, y luego seguir una carrera fulgurante como líder de su propia banda: “Va a ser más difícil para los músicos que viajamos por todo el mundo porque la imagen de EU no es muy buena, la gente nos ve raro. Cuando hago entrevistas como ésta, el 50 por ciento tiene que ver con la música y el otro 50 con qué diablos está pasando en mi país. En televisión veo CNN porque la película es Trump: ¡todos los días hace algo loco! Mi esposa y yo nos preguntamos: ¿qué va a pasar mañana?”.

Sin embargo, confía en el poder de la música. “El jazz es una música muy democrática. No nos importa de dónde vienes: cuando te escuchamos, si sabes tocar estás dentro; si no, estás fuera. Ese es un buen modelo para el mundo: gente que trata de comunicarse con otros. Toqué en Rusia en una escuela para niños de siete y ocho años y todos estaban sonriendo. Yo creo que ellos, cuando sean mayores y escuchen historias sobre los estadunidenses, dirán: 'Bueno, yo no sé, pero yo escuché un músico estadunidense cuando tenía siete años y todavía estoy sonriendo”.

TE RECOMENDAMOS: México 'jazzeando' desde los años veinte

Inevitable hablar de Tutu, disco decisivo en su carrera pues, además de ser uno de los productores, tocó casi todos los instrumentos. Miller aseguró que hay discos de los años ochenta que ya no puede escuchar porque suenan demasiado fechados. “Pero, por alguna razón, escucho Tutu y todavía lo amo. Hay algo en Miles Davis y en lo que hizo con su música, que lo hace especial. Todavía disfruto escucharlo, aún oigo cosas nuevas. Aunque yo toqué la mayor parte de los instrumentos, debería saberlo, pero siempre me sorprende. Para mí el disco ha mejorado”.

Miller refirió que una vez un músico de su banda se equivocó en la primera canción, así que agachó la cabeza. “Finalmente me voltea a ver y yo me estoy riendo. Después del concierto les digo a los músicos: si cometen un error, háganlo en la primera canción, porque así no tenemos que preocuparnos de ser perfectos. De todos modos ser perfectos es imposible, así que vamos a tocar y a disfrutar los errores. Creo que eso lo aprendí de Miles”.


ASS

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.