• Regístrate
Estás leyendo: Zhang Xin, la multimillonaria que construye la nueva cara de China
Comparte esta noticia

Zhang Xin, la multimillonaria que construye la nueva cara de China

Pasó de vivir en la pobreza a tener más de 3 mil 300 mdd con su desarrolladora de oficinas; millones de mujeres buscan seguir sus pasos.
Publicidad
Publicidad

El popular filósofo alemán Friedrich Nietzsche, autor de obras clásicas como Así habló Zaratustra, afirmaba que “aquel que tiene un por qué vivir se puede enfrentar a todos los cómo”. Una mujer que es prueba de esta frase es Zhang Xin, empresaria originaria de Pekín, cuyo camino al éxito económico fue marcado por las dificultades de la China comunista.

La fundadora de la desarrolladora de oficinas SOHO China, supera en fortuna a personalidades de la talla del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, o la famosa presentadora y empresaria de televisión Oprha Winfrey, con una suma cercana a los 3 mil 300 millones de dólares. 

Desde cero

Zhang creció en la pobreza, enfrentando el complicado divorcio de sus padres y durmiendo en la oficina de su madre al no tener un hogar estable al cual regresar cada noche. “Recuerdo que dormía en el escritorio de mi mamá y usaba sus diccionarios como almohada”, dijo en alguna ocasión la ahora empresaria.

Con 14 años, Zhang comenzó a trabajar en una fábrica de juguetes, ropa y aparatos electrónicos en Hong Kong con únicamente un objetivo en su cabeza: estudiar en Inglaterra.

Cinco años colocando piezas día tras día “como una máquina” fue lo que tardó para ahorrar lo suficiente para poder viajar a Londres y costearse un curso de inglés.

“Es un capítulo diferente de mi vida. Sabía que no era la vida que quería tener, solo quería escapar”, dijo en una entrevista.

El trabajo duro continuó y tras trabajar en un puesto de fish and chips (pescado y papas) y con la ayuda de una beca universitaria, la ahora empresaria de 53 años se licenció en Economía de la Universidad de Sussex y posteriormente estudio una maestría en la Universidad de Cambridge, obteniendo su primer trabajo en el banco Goldman Sachs, en Nueva York. 

Emprendiendo en casa

Sin embargo, Zhang nunca olvidó sus raíces y a pesar de tener un prestigioso trabajo en Wall Street, regresó a su natal país, lugar donde conoció a su esposo Pan Shiyi. Posteriormente, en 1995, fundaron SOHO China, firma que se convirtió en la mayor inmobiliaria del país. 

La empresa de Zhang hoy posee alrededor de cinco millones de kilómetros cuadrados de desarrollos de alto nivel en Pekín y Shanghái. Todo edificio vanguardista en China tiene el logotipo de su empresa.

Aunado a eso, la pareja, junto a una empresaria brasileña, son dueños de 40 por ciento de los edificios más emblemáticos de Manhattan, Estados Unidos. 

Hoy, Zhang es una referente para una sociedad china que aspira a ser la más próspera del planeta, convirtiéndose en todo un ejemplo a seguir para las millones de mujeres de su país y del mundo. 


Comienzo

A los 14 años, Zhang comenzó a trabajar en una fábrica de juguetes con el objetivo de costear sus estudios en Inglaterra.

Crecimiento

En 1995 junto con su esposo, Pan Shiyi, fundaron SOHO China, firma que se convirtió en la mayor inmobiliaria del país. 

Imperio

La empresa de Xin poseé al rededor de cinco millones de kilómetros cuadrados en Pekín y Shanghái.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.