La volatilidad detiene 154 proyectos mineros

Para este año se estima que los niveles de inversión sean similares a 2015, cuando cayó 42.4%, es decir, de 4 mil 700 mdd y sin aumento en la entrada de divisas y creación de empleos.
El capital del país más interesado en la minería nacional es de Canadá.
El capital del país más interesado en la minería nacional es de Canadá. (Jorge González)

México

Los últimos tres años han sido difíciles para la industria minera mexicana, derivados de la falta de competitividad internacional por los bajos precios de los metales y los nuevos impuestos en materia de exploración establecidos en la reforma fiscal de 2014.

De acuerdo con el director general de la Cámara Minera de México (Camimex), Sergio Almazán, se suspendieron o aplazaron 154 proyectos al cierre de 2015, cifra reportada por la Secretaría de Economía.

Sonora, Zacatecas, Chihuahua, Coahuila y Durango son los estados con el mayor valor en la producción minera, mismos que han resentido la suspensión de proyectos.

En el tema de inversiones de igual manera se observa un efecto negativo, pues el año pasado se registró un monto de 4 mil 630 millones de dólares, una caída de 42.4 por ciento respecto a los 8 mil 43 millones de dólares de 2012.

Para este año se estima que los niveles de inversión sean similares a los de 2015; es decir, de unos 4 mil 700 millones de dólares, y tampoco habrá un aumento en la entrada de divisas y creación de empleos.

Asimismo, el valor de la producción minerometalúrgica, en 2015, fue de 13 mil 469 millones de dólares y en 2014 se ubicó en 14 mil 820 millones de dólares, 10 por ciento menos.

Es uno de los sectores industriales que más divisas genera al país, pues en 2015 alcanzó 14 mil 500 millones de dólares, para ocupar la quinta posición, desde la cuarta en 2014.

En el caso particular de China, que era un gran demandador de metales y que había impulsado los precios, el crecimiento de su economía ha pasado de ser de doble dígito a 6.8 por ciento en 2015 y para este año se estima sea de 6.5 por ciento.

En cuanto a la participación de capitales, indicó que “en el sector de la minería en México todas las empresas tienen que estar constituidas de acuerdo con las leyes de aquí, tienen capital de varios países, la inversión total y en exploración minera en este momento el capital nacional debe ser de 60 por ciento, y ha bajado el extranjero a 40 por ciento”.

La inversión en exploración alcanzó 528 millones de dólares en 2015, y se prevé que baje a 483 millones de dólares en 2016.

Del capital extranjero el principal país interesado en México es Canadá, pero también hay participación de empresas inglesas, de India, Holanda y Australia.

En 2015 el sector minerometalúrgico representó 8.8 por ciento del PIB industrial y 2.9 por ciento del nacional, y empleó a alrededor de 345 mil trabajadores.

De acuerdo con el informe anual de la Camimex, durante casi una década la minería mexicana fue protagonista de crecimientos altos y sostenidos, pero la caída en el precio de los metales y una mayor carga fiscal originaron una tendencia negativa a partir de 2013, en especial en 2014.

Y es que ese año la cotización del oro disminuyó 10 por ciento respecto a 2013, la plata 20, el plomo 2.2, el cobre 6.4 y el fierro 28.5 por ciento.

Esas desfavorables condiciones originaron que a partir de 2014 las empresas mineras en el mundo redujeran 26 por ciento la exploración de metales no ferrosos en comparación con el año anterior, y 48 por ciento abajo respecto de 2012.

El pronunciamiento de la industria ha sido “que se establezcan políticas de estado que alienten el crecimiento de la minería y que la autoridad considere la opción de que los gastos de exploración se acrediten en el mismo año en que se realizan; es decir, que se permita la deducción al 100 por ciento de las erogaciones en periodos preoperativos”, explica el informe.

Los gravámenes establecidos en la reforma fiscal de 2014 son el derecho especial de 7.5 por ciento, el derecho extraordinario de 0.5 por ciento a los ingresos derivados de la enajenación del oro, plata y platino, y el derecho adicional sobre minería que obliga a pagar 50 por ciento más de la cuota estipulada por concesiones no exploradas o no explotadas durante dos años continuos.

La más reciente gran inversión en México la presentó en abril pasado Minera Media Luna, perteneciente a la canadiense Torex Gold, en Cocula, Guerrero, que representa 800 millones de dólares.

El documento resalta que los nuevos proyectos en el mundo, según un estudio del SNL Metals & Mining, son 63 de oro, que deberían entrar en producción entre 2014 y 2019, demorarán un promedio de 19.5 años desde su descubrimiento hasta su primera producción.

LANZAN CAMPAÑA

En busca de concientizar y cambiar la mala perspectiva que se tiene del sector entre la población, los mineros están lanzando la campaña “México minero”, para hacerles ver los beneficios, la cual implica una inversión de 20 millones de pesos en una primera etapa.

Las empresas mineras no son bien vistas debido a los problemas ambientales y a disputas sociales históricas. La difusión se realiza en varios complejos de Cinemex con un corto, así como una página interactiva que explica los procesos de producción.