• Regístrate
Estás leyendo: Vino para compartir historias
Comparte esta noticia
Viernes , 19.10.2018 / 06:17 Hoy

Vino para compartir historias

Hace 12 años llegó de Chile para trabajar en la vitivinicultora Pedro Domecq, en el Valle de Guadalupe, Baja California. Al lado de Hugo Dacosta amplió los horizontes y, en 2008, lanzó su etiqueta.
Publicidad
Publicidad

Vinsur es la empresa que enuncia dos rasgos significativos para el enólogo chileno Daniel Alejandro Lonnberg, la pasión por el vino y su origen al sur del Continente Americano.

Vinos del Sur es una empresa familiar que nació en 2008 con la etiqueta cañada de los encinos, una mezcla de Zinfandel y Petit Verdot. Tres años después, en 2011, Vinsur vio nacer la nueva etiqueta literal, una mezcla de Cabernet Sauvignon y Sirah y, en 2015 se sumó a la lista reflejo, un vino blanco.

Daniel llegó a trabajar a Valle de Guadalupe hace doce años, a la vitivinicultora Pedro Domecq. Las riquezas y potencial del valle, lo convencieron de echar nuevas raíces.

Conoció al enólogo Hugo D’Acosta, quien lo invitó a trabajar en los proyectos de Casa de Piedra. Más tarde entró a Bodegas Paralelo, en donde, durante algunos años, se hizo cargo de diferentes y destacadas marcas. Destaca también su trabajo en Adobe Guadalupe, en la elaboración de sus líneas de vinos, de gran fama.

TE RECOMENDAMOS: Graduados con estilo

Sin embargo, en el mundo de todo buen enólogo, siempre hay pasión de sobra para emprender proyectos personales, y Daniel ya venía madurando los suyos. Con mucha dedicación y algún pequeño apoyo del INADEM, inició su proyecto y, poco a poco, con esfuerzo y paciencia ha ido desarrollándose.

Hoy Vinsur, ha lanzado ya tres etiquetas captando la atención y gusto de los sibaritas. Por su parte Daniel continúa asesorando a varias bodegas y se da tiempo para promover, hacer crecer la empresa y planear el futuro, en el que se ve elaborando vinos con uvas de su propio viñedo.

Daniel asegura que “el negocio del vino es una labor difícil, pero cuando hay gusto por el producto y objetivos claros se hace más ligera”. Este enólogo chileno-mexicano asegura que es importante tener pasión, pero también dedicación y paciencia.

“Por supuesto, asegura, beber vino es una maravillosa forma de acompañar la comida y de acercar a la gente a compartir historias y alegrías”.

REPL

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.