ENTREVISTA | POR LUIS CARLOS VALDÉS DE LEÓN

Arturo Mendel Gruenebaum Director General de Viñedos Don Leo

Arturo Mendel Gruenebaum, director general Viñedos Don Leo, dice que los primeros sarmientos se trajeron de Francia

"Preferimos que nuestros vinos se vendan en México"

Arturo Mendel Gruenebaum, director general de Viñedos Don Leo.
Arturo Mendel Gruenebaum, director general de Viñedos Don Leo. (Vayron Infante)

Parras de la Fuente, Coahuila

Viñedos Don Leo, se ubica dentro de los once más extremos en el mundo.

Arturo Mendel Gruenebaum, director general de esta empresa, revistas especializadas señalan en el marco de la celebración de la Vendimia 2017 de esta casa vitivinícola, que debido a la altura que registra de dos mil 100 metros sobre el nivel del mar y el estar rodeado 100% por montañas crea un microclima único en el valle del tunal en Parras, Coahuila.

Sus primeros sarmientos se trajeron de Francia ya que ahí es donde se encontraron con mayor calidad y sanidad. Lo que comenzó con una hectárea en el 2000 ya son a este 2017, 50 hectáreas, con nueve diferentes variedades.

¿Cuál es su sentir con respecto a lo logrado en Viñedos Don Leo? Estamos muy orgullosos del lugar ya que nuestro objetivo y visión es producir vinos de alta calidad. Y este lugar tiene muchas cualidades y características para producir una muy buena fruta y así poder lograr vinos de calidad.

¿Visualizaba siendo niño contar con viñedos de esta naturaleza? En ningún momento lo imaginé. Esta propiedad se compró hace 35 años como ganadero y nunca pensamos en hacer más que ganado.

Pero gracias al microclima, agua y tierra, analizamos que se podía obtener calidad en uva para vino y es así como incursionamos en el tema del vino. Ahora estamos muy orgullosos de esto y pensamos crecer poco a poco.

¿Hasta qué punto visualiza el crecimiento de Viñedos Don Leo? Tenemos mucha fe en que el mercado de vinos en México siga creciendo hay que pensar también qué variedades son con las que tenemos que seguir creciendo.

Pero hay que tener mucha paciencia y dedicación para no bajar en ningún momento el control y la calidad.

¿Cómo se logra arraigar esta cultura de trabajo también en el resto de la familia? Este es un negocio familiar donde se les ha inculcado a toda la familia, el cariño, amor y pasión por este lugar y que gracias a Dios todos están involucrados ahora. Están metidos en el negocio, vamos a procurar salir adelante tratando de hacerlo mejor cada vez.

¿A quién le atribuye el nombre de Don Leo? Es por mi padre Don Leo, abuelo de los muchachos quienes escogieron el nombre.

Yo nací en México, mi padre, Don Leo, era alemán y llega en 1938 a raíz de las guerras en Alemania, se vino a México a buscar nueva vida. Ha sido una situación increíble, México es lo más hermoso que hay en el mundo y como México no hay dos.

Por eso nosotros preferimos que nuestros vinos se vendan en México y luego será en el extranjero.


dcr