Veto petrolero, punto de presión para Venezuela

Bloquear importación de hidrocarburos de la nación sudamericana hacia EU, la sanción con mayor efecto inmediato: analistas.
El logotipo de la refinería filial de Petróleos de Venezuela SA en la ciudad de Boston, Massachusetts.
El logotipo de la refinería filial de Petróleos de Venezuela SA en la ciudad de Boston, Massachusetts. (Shutterstock)

El sector petrolero de Venezuela corre el riesgo de recibir sanciones por parte de Estados Unidos tras la decisión del presidente Nicolás Maduro de seguir adelante con la elección para una Asamblea todopoderosa la cual, los críticos temen, puede eliminar los últimos vestigios de democracia en el miembro de la OPEP.

Steven Mnuchin, secretario del Tesoro de EU, dijo que el gobierno “seguirá su revisión de todas las opciones” cuando se le preguntó si se darán sanciones petroleras. A continuación están los dos caminos más probables que puede seguir EU si mantiene sus amenazas de tomar una acción económica “firme y rápida” contra Venezuela.

Considerada como una de las sanciones más agresivas, el bloqueo de las importaciones del crudo venezolano hacia EU tendría el mayor efecto inmediato sobre el mercado más general. Las refinerías en EU son los mayores compradores de los suministros de crudo pesado de Venezuela, y si se cierran, van a tener que encontrar alternativas pronto.

Mientras que las importaciones las lidera Citgo, la refinería de Pdvsa —petrolera estatal de Venezuela— otras refinerías en EU también son grandes compradores: siete firmas adquirieron más de un millón de barriles de crudo pesado venezolano en abril.

En mayo, Valero, la refinería independiente más grande del mundo, compró incluso más petróleo venezolano que Citgo: de acuerdo con la Administración de Información de Energía de EU (EIA), importó casi 200 mil barriles diarios.

Gary Simmons, director de suministros de Valero, dijo la semana pasada que cree que la firma puede sortear las sanciones del bloqueo a las importaciones venezolanas, pero que probablemente se enfrentará a costos más altos a medida que los comercializadores busquen alternativas. “Nuestra opinión sobre cualquier posible sanción es que solo van a crear insuficiencias en el mercado. Así que el flujo natural de comercio de una gran parte de la producción venezolana debe ir a la costa del Golfo de EU”, dijo Simmons.

“Si se llegan a imponer las sanciones, esos barriles seguirán fluyendo. Y se van a ir a otros mercados, entonces tendremos que comprar barriles de otros mercados para abastecer nuestro sistema, lo que provocará que el costo de crudo pesado aumente”.

El mercado de crudo pesado a escala mundial ya está relativamente reducido, ya que los miembros de la OPEP disminuyeron primero sus suministros más pesados cuando implementaron los recortes de la oferta. Eso redujo el diferencial de precios entre los barriles más ligeros y de bajo contenido de azufre y sus rivales más pesados. Para Venezuela, es probable que todavía pueda vender su petróleo a otros clientes, sobre todo en Asia.

“Pdvsa tratará de canalizar las exportaciones de EU, probablemente a China y otros países de Asia, pero con un posible descuento y mayores costos de transportación”, dijo Joseph McMonigle, de Hedgeye Risk Management.

Goldman Sachs estima que Venezuela perderá alrededor de 2.50 dólares por barril en las ventas de crudo, debido a la combinación de mayores costos de envío y la necesidad de aplicar un descuento para atraer rápidamente a compradores alternativos. Sin embargo, el petróleo ya subió cerca de 5 dólares la semana pasada.

El banco de inversión dijo que el riesgo más grande era que los consumidores de EU tengan que enfrentar costos más altos de gasolina y diésel si alguna sanción altera las operaciones de Citgo y se detienen. La refinería representa 4.3 por ciento de la capacidad total de EU.

“Una prohibición sobre las importaciones de crudo de EU procedentes de Venezuela impactaría a los consumidores con costos más altos por los crudos pesados alternativos, aunque es probable que ese tipo de veto se implemente con un rezago para minimizar la escasez logística”, dijo Damien Courvalin, analista de Goldman.

“Los precios de la gasolina y los destilados de EU pueden subir más por las posibles interrupciones de financiamiento a Citgo”.

Más allá del crudo, algunos productos refinados de Venezuela también llegan a EU. Si bien es el combustible de petróleo de menor calidad, un estado obtiene una proporción significativa de su combustible para aviones de Venezuela. En abril y mayo, cerca de 20 por ciento del combustible para aviones de Florida provino de Venezuela, según la EIA, y la mayor parte lo surtió Vitol, el comercializador independiente más grande del mundo.

A pesar de ser un miembro de la OPEP y un gran exportador, en los últimos años Venezuela se encontró cada vez más dependiente de las fuentes importadas de crudo, lo que convierte a las compras que hace a EU un posible blanco para las sanciones. El país importa crudo ligero de EU, sobre todo de esquisto, para ayudar a mezclar con su propia producción de petróleo pesado. Pero también utiliza nafta, normalmente una materia prima petroquímica, para esta tarea.

El deteriorado sistema de refinación de Pdvsa también sufre para satisfacer la demanda interna, obligando al país a importar gasolina y diésel del extranjero.

De acuerdo con Clipper Data, que monitorea los movimientos de buques petroleros, Venezuela importó más de 37 millones de barriles de petróleo, nafta y diésel en 2017 de todos sus proveedores, o más de 175 mil barriles diarios.

Casi 20 por ciento de esos combustibles refinados proviene de Citgo, y EU exporta alrededor de 25 mil barriles diarios a ese país. Reducir los suministros obligará a Venezuela a obtenerlos de otras partes a un costo más alto. Ya que algunos de los combustibles refinados que llegan de Citgo se dan a crédito, la necesidad de encontrar rápidamente alternativas hará que la vida del gobierno con poco efectivo se vuelva más difícil.

EU también informó que considera prohibir el uso de dólares estadunidenses en las transacciones petroleras de Pdvsa, básicamente cerraría la principal fuente de ingresos extranjeros del sistema financiero de EU.

Helima Croft, directora de estrategia de materias primas de RBC Capital Markets, dijo que esas sanciones podrían hacer caer rápidamente a Pdvsa en un incumplimiento de pagos de sus deudas pendientes.