La valoración de Uber ya supera 50 mil mdd

Pese a los obstáculos regulatorios en diversos países, su posición es dominante en gran parte de Norteamérica e incluso en Europa.
Un usuario pide un servicio mediante su "smartphone".
Un usuario pide un servicio mediante su "smartphone". (Shannon Stapleton/Reuters)

San Francisco

Uber cerró una nueva ronda de financiamiento de mil millones de dólares para impulsar su lucha contra los rivales locales en China e India, en un acuerdo que restablece la posición del servicio para solicitar transporte como la compañía de tecnología más valiosa del mundo.

La última ronda de financiamiento de la compañía con sede en San Francisco le da un valor que supera los 50 mil mdd, de acuerdo con personas familiarizadas con el asunto, y supera el acuerdo de diciembre por 45 mil mdd de Xiaomi, el fabricante chino de smartphones.

Si bien la riqueza y la temible ejecución de Uber la llevan a dominar los mercados de aplicaciones de taxis en Estados Unidos y gran parte de Europa, queda detrás de sus competidores locales Ola y Didi Kuaidi, en India y China.

En los últimos dos meses, Uber dijo que planea invertir 2 mil mdd en la India y China, donde se enfrenta a una competencia con mucho dinero que tiene financiamiento de empresas del tamaño de SoftBank, Alibaba y Tencent.

El éxito en esos mercados dependerá en gran medida en que tenga una mayor variedad local de sus servicios de los que requiere en Estados Unidos y Europa. La rápida expansión de Uber desde que empezó la aplicación para solicitar transporte en las calles de San Francisco, hace cinco años, le aseguró una posición dominante en gran parte de Norteamérica y Europa Occidental, a pesar de los obstáculos regulatorios.

Personas cercanas a la compañía dicen que la naturaleza competitiva de su presidente ejecutivo, Travis Kalanick, lo llevó a duplicar sus esfuerzos en China y la India, que ya son el hogar de varias de sus ciudades con mayor actividad, en lugar de ceder esos mercados a sus rivales locales como hicieron en el pasado muchas otras compañías de tecnología de EU.

El éxito de Uber para recaudar otros mil millones de dólares para sumarlas a sus importantes reservas de dinero llegan en un momento en el que algunos inversionistas de Silicon Valley se vuelven más cautelosos de los servicios “que se solicitan” de la industria más amplia que generó Uber. Los reguladores cuestionan si se debe clasificar a los conductores en la categoría de contratistas, de acuerdo con el argumento de Uber, o como empleados normales.

Incluso en mercados establecidos, como el de California y la ciudad de Nueva York, Uber y las empresas de su tipo enfrentan nuevas preguntas sobre la seguridad de sus servicios y el impacto de su rápida expansión en el tráfico local y los servicios tradicionales de taxi.

Pero a pesar de obtener acceso a financiamientos que se aproximan a 10 mil mdd desde que se fundó en 2010, a través de varias rondas de financiamiento de deuda y de capital, uno de los patrocinadores de Uber dijo que es poco probable que la ronda de 50 mil mdd sea la última como compañía privada, ya que se mantiene fuerte la demanda de los fondos de cobertura y otros inversores.

Para los enormes estándares de Uber, en esta ocasión el aumento de valoración está en un nivel más modesto que en sus anteriores rondas de capital. En junio del año pasado, Uber recibió una valoración de 17 mil mdd, un enorme aumento del valor de 3 mil 500 mdd que tenía en la primavera de 2013.

Para diciembre del año pasado se dijo que la rápida expansión de la operación de Uber aumentó el valor nuevamente a más del doble, para llegar a 40 mil mdd, mientras que recaudó otros mil 200 mdd. Su última valoración de 50 mil mdd lo coloca justo por encima de Fedex, la compañía de logística cuya capitalización bursátil del viernes la situó en 48 mil mdd, mientras que Uber empuja más allá de su servicio central de transporte hacia otro tipo de entregas.

Al cierre de su última ronda de financiamiento que informó primero el Wall Street Journal, se dijo que Microsoft se encontraba entre los nuevos inversionistas de Uber. Un informe posterior de Bloomberg dijo que Microsoft considera una inversión y que todavía no toma una decisión final; en el informe se citó a una persona familiarizada con las negociaciones. Microsoft no quiso hacer comentarios.

Uber no quiso comentar sobre los detalles de su acuerdo. “Presentamos la documentación para que nos autoricen este nuevo financiamiento hace más de dos meses”, dijo un portavoz. “No comentaremos sobre especulaciones adicionales”.