Siete pasos para que el verano no te deje en la ruina

Reservar con tiempo, investigar precios y hacer lista de las cosas que deseas hacer durante tus vacaciones te ayudarán a disfrutar de tus días de descanso sin endeudarte más de la cuenta.
Playa Miramar en Ciudad Madero, Tamaulipas.
Playa Miramar en Ciudad Madero, Tamaulipas. (Jesús Jimenez Tapia)

Ciudad de México

La cuenta regresiva para las vacaciones de verano ya comenzó y más de uno ya se imaginó disfrutando del sol y la playa, pero pocos son los que realmente se han preparado. Las vacaciones de mitad de año son uno de los eventos que más endeudan a las personas por no planear correctamente su viaje.

La poca previsión para escoger el destino al que se irá de viaje, la reservación del hotel y los boletos de avión o autobús que se compran de último minuto hace que nuestro presupuesto -si es que lo tenemos- se eleve por mucho. Si en la vida diaria hay gastos extraordinarios que se presentan, ¡en verano los gastos hormiga se disparan!

Para que tus finanzas no se arruinen durante las vacaciones y evites lo mayor posible los gastos hormiga, te compartimos algunos consejos que los especialistas en ahorro y retiro de Principal Financial Group recomiendan:

1.- Planeación: Se tiene que tomar una decisión consciente y en familia del monto que se puede gastar sin que cause problemas para hacer frente a nuestros otros compromisos financieros, como los gastos fijos o el pago de alguna tarjeta de crédito. Realizar un presupuesto del dinero que se tiene para gastar, ayuda a controlar el destino y la forma en la que vacacionaremos y determinar si se irá en coche (tomando en cuenta la gasolina y las casetas), en avión o autobús, y a seleccionar el tipo de hotel en el que nos hospedaremos, con plan todo incluido o con los alimentos aparte. La planeación financiera previa al viaje ayudará incluso a saber cuántos días nos podemos permitir vacacionar, pues no es lo mismo ir una semana completa que un fin de semana.

2.- Alojamiento: En la actualidad existen muchas formas de comparar cuál es la mejor opción. Los buscadores por internet que comparan precios de varios hoteles, vuelos o paquetes vacacionales todo incluido son una excelente herramienta para ayudarte a tener un estimado del precio total de tu viaje. Debes tener en cuenta que si eliges un hotel que no incluya los alimentos y bebidas deberás considerar como gastos extras las comidas en restaurantes; en cambio, si eliges una habitación con cocineta puedes ahorrar este gasto comprando una mini-despensa que te solventará por lo menos, el desayuno y la cena.

 3.- Transporte: Si decides viajar en autobús o avión, el tiempo es tu mejor aliado. Entre más anticipada hagas tu compra, más barato saldrá. Algunas líneas te otorgan hasta un 50 por ciento de descuento si compras los boletos de autobús con 15 días de anticipación. En las aerolíneas existen los asientos con  tarifa de “turista”, los cuales son más baratos, pero conforme se acerca la fecha de tu viaje, estos asientos suben considerablemente. Finalmente, si decides viajar en auto propio debes considerar el pago del mantenimiento previo, la gasolina, el costo y cantidad de las casetas de cobro. Con todo esto en mente decidirás la mejor forma para llegar a tu destino.

 4.- Entretenimiento: Investigar previamente el lugar donde irás a vacacionar  te servirá para conocer no sólo un poco más de la historia del mismo, sino que te dará un panorama de cómo organizar la agenda  diaria de acuerdo a los lugares cercanos, el transporte y los días de  entrada libre en museos, acuarios y otras atracciones para no tener que gastar grandes cantidades de dinero y beneficiarte de  los descuentos.

 5.- Souvenirs: Es normal y casi obligado llevar recuerdos para la familia que se quedó en casa. En particular, los gastos fuga se disparan con la compra de estos regalos, ya que al ser lugares turísticos y período vacacional, las tiendas suelen incrementar sus precios. Si tienes un presupuesto para este rubro, tu bolsillo lo agradecerá. Selecciona a cuántas personas de la familia y amigos quieres llevarles un “recuerdo”, asigna un monto máximo y respeta tu lista. Recuerda que en las playas o pueblitos mágicos siempre hay un mercado de artesanías donde los precios son muy competitivos; revisa precios y aprovecha para conocer más, así tendrás una gran variedad para escoger, cosa que no ocurrirá si compras en una tienda departamental o en la avenida de moda.

6.- Prepara tu maleta con anticipación: Ten tu maleta de viaje lista al menos un par de días previos a tu viaje, así sabrás los artículos que te hacen falta y lo que tú y tu familia necesitarán. De esta forma los podrás comprar con anticipación y evitarás gastos sin sentido, ya que los precios en los destinos turísticos son mucho más elevados. Recuerda que para minimizar los gastos fuga, siempre es conveniente asegurarnos de que ya llevamos con nosotros artículos de primera necesidad y buena parte de lo que pensamos consumir.

7.- Un 10 por ciento extra: Por último considera en tu planeación presupuestal gastar un 10 por ciento extra más, por si a alguien se le antoja un helado en el camino. Siempre hay imprevistos y si consideras en tus gastos ese 10 por ciento extra de todo el presupuesto para tus vacaciones (que tal vez no utilices), al regresar no tendrás que sentirte agobiado por los gastos extraordinarios que se fueron de tus manos. Además, si te ajustas a tu presupuesto, no utilizarás tarjetas de crédito, lo que incrementaría tus gastos al regresar de tu viaje.

Para que disfrutes al máximo tus vacaciones de verano y no regreses descapitalizado, cuida tus finanzas al saber elegir qué comprar y dónde gastar. Los gastos hormiga pueden representar un dolor de cabeza para ti y tus bolsillos. ¡Felices vacaciones!