• Regístrate
Estás leyendo: Una cerveza digna del pódium
Comparte esta noticia

Una cerveza digna del pódium

La industria cervecera no es para los que “quieren estar de moda”, es de aquellos apasionados que dedican todo su tiempo a crear productos de calidad.
Publicidad
Publicidad

Todo empezó como una actividad entre amigos que hacían cervezas y terminó en un proyecto de alcance internacional.

Así inició la Cervecería Wendlandt del ensenadense Eugenio Romero, empresa que produce 20 mil litros de cerveza artesanal al mes.

La empresa logró destacar y trascender fronteras en un estado como Baja California, considerado como la capital de la cerveza artesanal por su amplia variedad de propuestas.

“Era un hobby. Para mí la cerveza es un encuentro social que está en las buenas y en las malas; de pronto empecé a hacerlo más seguido, compré mis cosas y tuve la idea de abrir un bar”.

TE RECOMENDAMOS: Un marketplace para el campo mexicano

En el 2012 inauguró su Brewpub o barra de cervezas en el Centro de Ensenada, era un espacio abandonado que remodeló y convirtió en su centro de operaciones. Por la mañana, Eugenio y su papá hacían la cerveza y por la noche la vendían. La respuesta fue tan positiva que hace dos años abrieron otra sede en El Sauzal, a donde mudaron su planta de producción.

“Cuando nos movimos para El Sauzal, ya podíamos hacer suficiente cerveza para el Brewpub y la cervecería, así que empezamos a vender en otros restaurantes y bares”, explica Eugenio.

El proyecto ha ido creciendo orgánicamente, tanto, que hay meses en los que tienen que doblar o triplicar su producción.

Wendlandt tiene cerca de 30 empleados y puntos de distribución en las ciudades más importantes del país, además de exportar a California, Estados Unidos.

Su filosofía siempre ha sido: “la calidad de la cerveza antes de la mercadotecnia”. Invierten todo lo que pueden en el producto, y eso les han traído reconocimiento y popularidad en el mercado nacional e internacional.

En el 2015 ganaron el premio a la mejor cervecería y el año pasado fueron galardonados como la mejor cerveza del país, también han sido distinguidos en Sudamérica y Estados Unidos.

Mandamos nuestro producto a concursos para compararlo con los demás y tener un feedback de los jueces para saber cómo andamos, qué estamos haciendo bien o mal”.

Wendlandt trabaja de la mano con un laboratorio que los ha enseñado a entender la química y la evolución del producto con el paso del tiempo. Actualmente tienen siete cervezas de línea, pero también disfrutan hacer ediciones de temporada.

“Uno de nuestros proyectos especiales consiste en añejar la cerveza en barricas de vino tinto por un año”, cuenta el fundador.

Su reto el próximo año es expandirse y crecer la producción. Para principios de 2018 esperan posicionarse en todo México y empezar a exportar.

“Estar cerca de Estados Unidos es una ventaja, a pesar de que somos cerveceras más pequeñas, aprendemos mucho de la gente de California; en mi caso han sido bastante abiertos y siempre nos han ayudado en cuestiones de aprendizaje y materia prima”.

Para Eugenio es un orgullo vivir en Ensenada y tener las mejores cervecerías del país en su ciudad natal, donde “está el localismo bien presente”. Todos se esfuerzan por levantar la calidad y competir a nivel internacional.

“A pesar de lo malo qué pasa en el país, siempre hay este fuego y flama que traemos varios y que a pesar de todo decimos ‘sí se puede’, y la estamos pasando bien haciendo cosas buenas. Tenemos una responsabilidad con nosotros mismos y con México”, finaliza Eugenio.

REPL

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.