En los últimos 20 años el Edomex perdió 50 mil empleos

Francisco cuevas Dobarganes, vocero de la Unidem, asegura que el TLC ha perjuducado a la industria nacional.
Este año se apostará a la inversión en maquinaria de alta tecnología para el sector textil.
Han sido afectados distintos sectores del comercio. (Milenio)

Ecatepec

Como consecuencia del Tratado de Libre Comercio (TLC), vigente desde hace 20 años, se han perdido 50 mil empleos formales y bien remunerados en el Estado de México, lo que resulta perjudicial para el empresariado.

"La industria nacional, sobre todo la asentada en el centro del país ha sido, después del campo, la gran perdedora en estos 20 años del TLC y demás acuerdos comerciales con otros países. Los ejemplos son el aniquilamiento de la industria textil, la del juguete, del hule y la de fundición", afirmó Francisco Cuevas Dobarganes, vocero de la Unión Industrial del Estado de México (Unidem).

Refirió que el comercio internacional ha crecido exponencialmente, "pero si a las exportaciones que de enero a noviembre del 2013, que ascendían a 348 mil millones de dólares, se les resta las exportaciones petroleras y las de automóviles y demás empresas de capital extranjero, se obtiene un déficit comercial de más de 200 mil millones de dólares".

Cuevas comentó que con base en estudios realizados por la Unidem, los acuerdos comerciales, y particularmente el TLC, han provocado un mayor índice de pobreza y contribuido a la pérdida de una generación de empresarios.

"Es común encontrar jóvenes con formación universitaria que, debido a que sus padres se vieron obligados a cerrar sus empresas, ahora colaboran con trasnacionales como empleados. Ahora por los efectos de la globalización, de los tratados comerciales y la sobreregulación, es prácticamente imposible abrir una industria que tenga posibilidades de éxito como lo era hace 30 o 40 años", aseguró el empresario lamentando la situación de los trabajadores mexicanos.

Lo único rescatable, desde el ámbito inudstrial, son las empresas beneficiadas por los acuerdos comerciales, y las dedicadas a la producción de alimentos básicos y autopartes, que en algunos casos lograron insertarse en el mercado internacional.