Dólar caro traerá turistas a Miramar, confían hoteleros

Sector de Ciudad Madero señala que será el turismo del noreste del país el que llegará.
Esperan que lleguen visitantes, principalmente, de Nuevo León durante el mes de julio.
Esperan que lleguen visitantes, principalmente, de Nuevo León durante el mes de julio. (Yazmín Sánchez)

Ciudad Madero

El alza en el precio del dólar va a beneficiar el turismo de Miramar durante el periodo vacacional de verano, aseguraron los empresarios hoteleros del sur de Tamaulipas, ya que encarece la estancia en Isla del Padre, que es el principal competidor con la playa local.

"Veo la playa muy bien, es posible que el afecto del precio del dólar nos beneficie porque como sabemos nuestro competidor es la Isla del Padre (Texas) entonces el precio del dólar nos ayuda a ser más competitivos", declaró Sergio Maldonado Pumarejo, gerente del hotel Maeva.

Explicó que el turismo de la zona noreste del país, en específico los neoleoneses, son los que acostumbran a viajar dicha playa estadounidense durante el periodo vacacional de verano; sin embargo, en este caso la economía está de lado de la costa tamaulipeca.

"El precio del dólar encarece la Isla del Padre, entonces lo más cercanos somos nosotros", enfatizó quien fuera presidente de la Asociación de Hoteles y presidente del Consejo de Instituciones Empresariales del Sur de Tamaulipas y las Huastecas (CIESTH).

Al cuestionársele sobre la posibilidad de que se incremente la ocupación en los hoteles del sur del Estado, refirió que no quiere aventurase ya que no solamente depende de la promoción, si no de que no ocurran acontecimientos violentos.

"Para mí es muy aventurado decir, yo lo que espero es que nos vaya muy bien y realmente está muy ligado con que continúe todo en paz, la seguridad y la vigilancia en la carretera, que si se da vamos a tener una recuperación real.

Hablar de porcentajes, no me siento cómodo con eso porque estamos ligados a cualquier evento, la dejada de llamadas, porque algo que ha evolucionado es que antes la gente se programaba y reservaba", declaró Maldonado Pumarejo.

Sin embargo, al iniciar la temporada vacacional de verano que es de julio a mediados de agosto, reconoció el empresario hotelero que sin duda la buena percepción y afluencia que hubo en Semana Santa de este año, abre la posibilidad de que haya buenas cuentas en verano.

"En verano 2014 anduvieron al 75 por ciento de ocupación", detalló, "mientras que en Semana Santa 2015 hubo un incremento del 20 por ciento en números reales".

Anteriormente, hace dos o tres años, aproximadamente la mitad de la gente que venía a playa Miramar ya había reservado por lo menos un mes antes y en este caso el periodo se redujo de dos semanas, hasta el mero día.

Los hoteleros de la zona sur de Tamaulipas remarcan que el éxito de afluencia durante las vacaciones dependerá de las condiciones de seguridad que prevalezcan en el estado, ya que un solo evento cambia todo.

Enfatizó que la promoción de la marca Tampico-Miramar se ha hecho de buena manera en los destinos de la región, como por ejemplo Nuevo León y Estado de México.