La bonanza hotelera en México

Esta industria se ha convertido en la columna vertebral del turismo nacional. Para 2018, la mira continúa en la Riviera Maya, Los Cabos, Ciudad de México, Guadalajara, Monterrey y El Bajío.
Las principales cadenas hoteleras incrementarán sus inversiones en el 2018 para nuevas aperturas.
Las principales cadenas hoteleras incrementarán sus inversiones en el 2018 para nuevas aperturas. (Cortesía)

El turismo es uno de los sectores con mayor crecimiento en México: en el último lustro duplicó el número de viajeros extranjeros y pasó del lugar 15 al 8 en el ranking de las países más visitados, de acuerdo con la Organización Mundial de Turismo. Y aunque aún no hay datos finales, se estima que en 2017 cerca de 38 millones de turistas internacionales llegaron al país, los que dejaron divisas por 20,000 millones de dólares (mdd).

Esta situación ha consolidado a la industria hotelera del país, pues los más de 21,000 hoteles de diversas categorías, que en conjunto ofrecen unos 750,000 cuartos, son la columna vertebral del turismo: “desde 2008 estos centros han tenido un desarrollo de 3.4% anual, pero en los últimos tres años han alcanzado 5%, lo que significa un éxito en el flujo de los visitantes. Esto se vincula directamente con la infraestructura del país”, explica Rafael García González, presidente de la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles (AMHM).

En opinión del titular de la AMHM, los hoteles también están elevando sus niveles de calidad y competitividad, respondiendo a las necesidades de los viajeros: “ha sido fundamental la posición que ha alcanzado nuestro país en el ranking mundial, en donde alcanzamos el número ocho, al recibir un alto número de visitantes internacionales. Creo que podemos mejorar la posición gracias a nuestra riqueza cultural, gastronomía y recursos naturales, pero también a la expansión empresarial”, destaca García González.

Datos oficiales de la Secretaría de Turismo indican que al año se construyen más de 15,000 cuartos de hotel en el país. Además, los niveles de ocupación anual se han mantenido en poco más de 60%.

Asimismo, Cancún, Riviera Maya y Los Cabos, las tres capitales de mayores dimensiones del país, y sus áreas metropolitanas: Ciudad de México, Monterrey y Guadalajara, además de la región de El Bajío (Querétaro, Guanajuato, Jalisco y Aguascalientes) son los lugares predilectos para continuar la expansión hotelera.


La puerta de Latinoamérica

La importancia de estas zonas para el sector se aprecia en las inversiones proyectadas. Por ejemplo, Marriott International —que actualmente opera 76 propiedades bajo 14 distintas marcas en el país— tiene previsto abrir 17 hoteles en 2018, precisamente en Los Cabos, Cancún, Ciudad de México, Monterrey, Aguascalientes y Guanajuato, además de San Luis Potosí, Puebla, Mérida y Tijuana.

“México es el país más importante de Latinoamérica para la cadena de hospitalidad más grande del mundo,” afirma Laura Santoni, vicepresidenta para México de Marriott Caribe y Latinoamérica.

38 millones de turistas internacionales llegaron al país en 2017.

Para la compañía Hyatt, nuestro país “tiene una profunda importancia en lo que se refiere al desarrollo de la marca en el resto de América Latina y el Caribe, ya que México es la plataforma de expansión para el resto del continente. Actualmente ahí tenemos siete de nuestras 14 marcas; es el único país de esa región con tal presencia”, asevera Álvaro Valeriani, vicepresidente de Ventas y Marketing para Hyatt Latinoamérica y el Caribe.

El directivo agregó que con la apertura de tres hoteles en 2017 (Ciudad de México, Guadalajara y Riviera Maya), Hyatt suma más de 3,000 habitaciones, además de tener proyectado para 2020 el Park Hyatt Los Cabos, y en 2021, el Park Hyatt Mexico City.

A su vez, Hilton Hotels & Resorts —que posee 55 propiedades en México de las cuales siete abrieron sus puertas en 2017— busca mayores oportunidades de crecimiento en el país, a través de su plan de desarrollo regional, el cual incluye 30 centros de hospedaje, entre los que resaltan el Waldorf Astoria Cancún y Hilton Cancún, programados para 2021, dos propiedades “de primer nivel en el destino más codiciado del mundo,” asegura Juan Corvinos, vicepresidente de Desarrollo de Hilton para Latinoamérica y el Caribe.

Por su parte, la cadena NH Hotel Group cuenta con 15 centros de hospedaje en el país, siete bajo la marca Collection y ocho con el sello NH Hotels. Durante los próximos años, el operador español tiene contemplado abrir más propiedades en Ciudad de México, Cancún, Monterrey y Mérida, ya que, como comenta Jesús Arnedo, director de Operaciones de NH Hotel Group para México y Cuba, “la industria hotelera es una de las divisiones más importantes en México, al ser un país con grandes atractivos tanto turísticos como de negocios, ambos aspectos fundamentales para nuestro desarrollo”, por lo que es “punta de lanza en la región”, señala.

La cadena InterContinental Hotels Group (IHG), que opera 11 marcas en México, entre las que están InterContinental, Holiday Inn, Crowne Plaza y Hotel Indigo, abrió siete hoteles en 2017, con lo que suman 139 propiedades que representan 21,611 habitaciones. Además, firmo contratos para operar otros 16 en 2018; los planes de expansión hasta 2020 contemplan la apertura de 12 más para integrar en su portafolio 25,041 habitaciones.

Gerardo Murray, vicepresidente de Marcas y Mercadotecnia de IHG para México, Latinoamérica y El Caribe, confirma que el crecimiento económico en El Bajío ha impulsado a la hotelería para cumplir la demanda de hospedaje de los viajeros de negocios, por ello “estamos abriendo más en México que en toda América y El Caribe juntos, gracias a que (México) sigue siendo una de las potencias económicas más fuertes de la región”.


Las marcas nacionales también despuntan

La cadena mexicana Misión —con 60 hoteles de diversas categorías repartidos en 24 estados—, tiene proyectos para 2018 en Silao, Monterrey, Querétaro y Guanajuato, además de San Luis Potosí, “pero estamos explorando otros destinos en donde no hemos incursionado, como Hermosillo, Guaymas y San Carlos (Sonora)”, aclara Roberto Zapata, director general y presidente del Consejo de Administración de la empresa.

Con una inversión superior a los 1,000 mdd, Grupo Posadas inauguró 13 hoteles en 2017, completando 160, divididos en ocho marcas y con presencia en prácticamente todo el país (excepto Tlaxcala) con 25,000 habitaciones.

Asimismo, sus planes de expansión hasta 2020 contemplan superar los 300 inmuebles: 48 ya están en desarrollo y 120 más, en prospecto de firma.

Por su parte, Hoteles City Express, cadena fundada en 2002, que se caracteriza por ofrecer alojamiento de bajo costo orientado a viajeros de negocios, cerró 2017 con 135 hoteles (seis en el extranjero), que en conjunto suman 15,200 habitaciones para atender “a más de tres millones de huéspedes al año en México”, revela Luis Barrios, CEO de la cadena.

Además, durante los primeros dos meses de 2018 tienen contempladas las aperturas de: City Express Junior, en la Ciudad de México, City Express Tepic, City Express Atlixco, City Express Comitán y City Express Delicias.

15,000 cuartos de hotel se construyeron en México en un año.

Otra firma nacional que se ha consolidado en poco tiempo es HS Hotsson, con propiedades en León, Silao e Irapuato, además de la capital de Querétaro. Ahora están enfocados “en un proyecto de crecimiento muy ambicioso para los siguientes años”, sostiene el director de la División Hotelera, Alejandro Mateos Berlanga, quien detalla que el plan inició con la construcción de un hotel en Aguascalientes, además “ya contamos con terrenos en el sur de la Ciudad de México y uno más en Cuautitlán Izcalli, en el Estado de México. También estamos en negociaciones para abrir una plaza en el área financiera de Guadalajara y una en la zona de Valle Oriente, en Monterrey”.

La firma mexicana RCD Hotels, que comercializa propiedades de lujo en Florida, como Eden Roc Miami Beach Resort y Nobu Miami Beach, así como los Hard Rock Hotels en México y el Caribe, recientemente inauguró su primer hotel con marca propia en Riviera MayaÚnico 2087, un concepto de lujo todo incluido exclusivamente para adultos, y para el 2018 tienen programadas las aperturas del Hard Rock Los Cabos y Nobu Los Cabos.



Negocio muy rentable

Pese a los altos costos que implican la construcción o remodelación de un hotel, resulta una inversión segura, pues el retorno se logra entre nueve y 11 años, coinciden Roberto Zapata, de hoteles Misión, y Rafael García, de la AMHM.

Por ejemplo, el costo promedio por habitación de un HS Hotsson va de los 110,000 a los 120,000 dólares, lo que requiere una transacción que va de los 280 a los 300 mdd, comenta Alejandro Mateos Berlanga, director de la División Hotelera. No obstante, “hemos tenido en 2017 un crecimiento de 5% en ocupación, y utilidades 21% mayores que en 2016, lo que garantiza la rentabilidad para los socios”.

En el caso del Hyatt Regency Mexico City, la compra requirió de 140 mdd, más 40 mdd en remodelación, “son inversiones que muestran la confianza que tiene la compañía en que México mantendrá su crecimiento económico”, sostiene Álvaro Valeriani.

Al respecto, Murray dice que México es una de las potencias económicas más fuertes de Latinoamérica, pues cuenta con programas atractivos para inversionistas extranjeros.


Variedad, la clave

Uno de los factores que ha permitido la consolidación de la industria es la diversificación del modelo de negocios, ya que además de tener inmuebles en propiedad, ofrecen sistemas de franquicias y se asocian con otros o realizan contratos de operación.

De igual forma, 45% de los hoteles de alta calidad ofertan tiempos compartidos, principalmente en destinos de playa, expresa Ana Laura Acevedo, vicepresidente de Marketing y Programas Especiales de RCI México, empresa especializada en intercambios vacacionales.

Así, la industria hotelera vive una época de bonanza; una de las mejores en la historia turística de México.