Tudor Jones apuesta por la industria de inteligencia artificial

El instrumento, con sede en Boston y tiene el respaldo del presidente de Google, Eric Schmidt.
Firma se especializa en embarque.
Firma se especializa en embarque. (Shutterstock)

Nueva York

Paul Tudor Jones invirtió en una serie de fondos de cobertura “cuantitativos” alimentados por inteligencia artificial, algo que destaca la creciente aceptación de que la industria tendrá que recurrir más a la tecnología y alejarse de los operadores humanos tradicionales.

El magnate de fondos de cobertura invirtió en CargoMetrics, un fondo con sede en Boston que tiene el respaldo del presidente de Google, Eric Schmidt, que calcula los datos de embarques mundiales e imágenes satelitales para encontrar patrones negociables, y Numerai, un fondo de cobertura de la costa oeste “con financiamiento colectivo” que tiene respaldo de Howard Morgan, cofundador de Renaissance Technologies, de acuerdo con personas familiarizadas con el asunto.

CargoMetrics, Numerai y Tudor Investment Corporation, de 10 mil millones de dólares (mdd), de Tudor Jones, no quisieron hacer comentarios.

En 2015, el gestor de fondos de cobertura le dijo a su equipo que “ningún hombre es mejor que una máquina, ninguna máquina es mejor que un hombre con una máquina”, de acuerdo con una fuente cercana.

El interés en la inversión sistemática con algoritmos estalló en los últimos años, mientras que el apetito y el rendimiento de los fondos de inversión y de cobertura disminuyó.

El potencial para los campos de inteligencia artificial, como el aprendizaje automático para desenterrar las señales negociables en los datos digitales producidos en todo el mundo generó un interés especial en los últimos dos años. “En el futuro los seres humanos no van a hacer las operaciones por sí mismos”, dijo Schmidt en una conferencia del fondo de cobertura la semana pasada. “Habrá dos tipos de operaciones. Una en la que un ser humano preguntará a una computadora, ‘aquí hay un escenario muy interesante, dale una calificación para mí y si está por encima de cierto marcador lo compramos’. Entonces la lucha alterna será por las operaciones sin participación de seres humanos donde ninguna persona hará preguntas”.

Los fondos de cobertura basados en análisis cuantitativos lograron su octavo año consecutivo de entradas de clientes en 2016, con lo que sus activos de 2009 se duplicaron a 918 mil mdd, de acuerdo con el proveedor de datos HFR. Solo hay un subconjunto más pequeño, más sofisticado de esos fondos que utiliza la inteligencia artificial, pero a menudo es un área que atrae el mayor interés de los inversionistas, de acuerdo con los ejecutivos de la industria.

Tudor Jones es uno de los nombres más famosos de la industria de fondos de cobertura y saltó a la prominencia después de apostar contra el mercado de valores de EU antes del “Lunes Negro” en 1987. Pero a pesar de ubicarse en el puesto 19 en la clasificación de LCH Investment de los principales gestores de fondos de cobertura de todos los tiempos, el fundador de Tudor Investment Corporation encontró que los años recientes son mucho más difíciles.

Un desempeño decepcionante provocó salidas del fondo de cobertura, lo que llevó a recortes de personal y a reducir las cuotas el año pasado a 1.75 por ciento de los activos bajo gestión y 20 por ciento de las utilidades, aún por encima del promedio de la industria pero lejos de 2.75 por ciento y 27 por ciento que ordenó a principios de 2016.