En tres años, reconversión de las gasolineras Petro 7

Hasta la fecha las 228 estaciones que tiene esta compañía llevan la marca Pemex; el cambio le costará aproximadamente 400 mdp.
Incursiona ya en productos como aceites y anticongelante.
Incursiona ya en productos como aceites y anticongelante. (Especial)

México

A la cadena de gasolineras Petro 7 le tomará tres años concretar la reconversión de sus 228 estaciones de servicio a nivel nacional que por ahora tiene bajo la marca Pemex. Además tiene en puerta la construcción de 58 unidades más entre 2017 y 2018.

De acuerdo con Violeta Soto, directora de marketing de la compañía, para el cambio de imagen de las gasolineras, la apertura de nuevas y la introducción de productos de su propia marca, se tiene previsto una inversión de 400 millones de pesos.

“Estamos en el proceso de cambio de imagen, comenzamos en diciembre pasado e hicimos el lanzamiento de la marca formal”.

Hasta el momento son ocho estaciones que ya tienen la imagen de Petro 7, cinco en Nuevo León, una en Guadalajara y otra en Torreón.

A pocos meses de que éstas operan con su marca, aseguró, se ha visto una respuesta favorable de los consumidores, pues sus ventas se han incrementado. “Los clientes nos identifican, nos prefieren, les gusta nuestro servicio personalizado y la garantía de litros exactos”.

Asimismo, desde el mes pasado incursionaron con su nueva línea de productos Petro 7: por el momento son tres aceites, un anticongelante y un aditivo, pero no se dejarán de vender las de otras marcas, pues el propósito es tener un portafolio diversificado.

Una de las ventajas de tener mayor oferta en productos es el precio. En el caso de la línea de Petro 7, señaló, su costo en promedio es 20 por ciento menor a los otros.

“Estamos lanzando nuestra línea de aceites y lubricantes, somos los primeros en el mercado mexicano en tener una línea de marca propia, y los productos que se venden en Petro 7 y próximamente en las tiendas 7-Eleven, siempre serán de la más alta calidad”, apuntó Violeta Soto.

Lo mismo evalúan en las gasolinas, de pasar de tener un solo suministrador que es Pemex, a tener la opción de contar con más proveedores, lo que al final se traducirá en un beneficio para el consumidor.