Consorcio chino va solo por el tren México-Querétaro

El plan cuesta 50 mil 820 mdp, sin IVA, 16% más de lo presupuestado.
Fabricante chino especializado en trenes de alta velocidad.
Fabricante chino especializado en trenes de alta velocidad. (Especial)

México

La empresa China Railway Construction Corporation (CRCC), que formó un consorcio con las nacionales Prodemex, Constructora y Edificadora Gia, Constructora Teya, China Railway Construction México, GHP Infraestructura Mexicana y CSR Corporation Limited, fue la única propuesta económica y técnica que se recibió para participar en la licitación del tren de alta velocidad México-Querétaro.

Para el tren México-Querétaro, un proyecto de tipo "llave en mano", lo que significa que un solo consorcio se ocupe del total de la obra, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) preveía una inversión de casi 43 mil millones de pesos; no obstante, la propuesta del consorcio participante alcanzó 50 mil 820 millones 264 mil 42 pesos, sin IVA, superior en alrededor de 16 por ciento a lo presupuestado por los estudios de demanda de la dependencia.

Hu Zhenyi, vicepresidente de CRCC, comentó, en una entrevista previa, que para el tren México-Querétaro propondrán también un esquema de financiamiento con instituciones bancarias chinas. "La SCT no ha señalado en la licitación el tema del financiamiento, pero hace falta que los que participen en este proyecto preparen un esquema, por ello vamos a preparar una propuesta de nuestro modelo, esperamos que México lo considere", comentó el directivo.

El consorcio se formalizó el pasado lunes con el Grupo Gia de Hipólito Gerard, Prodemex de Antonio Boullosa Madrazo y Constructora Teya de Juan Armando Hinojosa, luego de que Hu Zhenyi, vicepresidente de CRCC, comentó que estaba en negociaciones en la búsqueda de un socio mexicano para participar en dicha licitación.

El portavoz de la SCT, dio a conocer que una vez que se presentó la propuesta se procederá a su evaluación y no porque se tenga un solo participante implica que será el ganador, ya que en caso de no cumplir con lo estipulado puede declararse desierta la licitación o convocarla nuevamente. El fallo se tiene previsto para el próximo 3 de noviembre a través de Compranet.

El proyecto consiste en un contrato mixto de obra pública para la construcción, suministro y puesta en marcha de una vía férrea, material rodante, equipos, sistemas y demás componentes del mismo, así como la operación y mantenimiento durante cinco años para garantizar el funcionamiento y la seguridad de los pasajeros.

La SCT anticipó que recorrido del tren se realizará de Buenavista a Querétaro en 58 minutos y que abarca 210 kilómetros en su trazo, de los cuales 182 serán superficiales, 12 en 15 túneles y 16 más en viaductos férreos.

Atenderá más de 23 mil pasajeros diarios, disminuirá el tráfico de 18 mil automóviles en el primer año y se empleará 3 mil técnicos y profesionales, creará y se pondrá en marcha en el segundo semestre de 2017.

Se inscribieron a la licitación pública internacional abierta para el tren México-Querétaro, 16 empresas: Ingenieros Civiles y Asociados (ICA); Bombardier; CAF México; NA.CE.LE, Promotora y Operadora de Infraestructura; Alstom Transport México; Constructora de Proyectos Viales de México; Siemens; Operadora Cicsa; Comsa/Emte; Elecnor México; Abengoa México; Ingenieros en Mantenimiento Aplicados, Proyectos de Diseño y Mantenimiento, Mitsubishi Electric de México y FCC Construcción.

De las cuales en su momento ICA, Bombardier, Alstom, Salini Impregilo, solicitaron a la SCT, que encabeza, Gerardo Ruiz Esparaza, un mayor tiempo para preparar la propuesta, solicitud que fue negada por la dependencia.

De esta manera, en la presentación de propuestas técnicas y económicas que se celebró ayer en la oficinas de la SCT, solo se tuvo la propuesta del consorcio encabezado por CRCC, que participará en coordinación con sus nuevos socios.

Hu Zhenyi, vicepresidente de CRCC refirió que la empresa ha trabajado en los últimos dos años para presentar una propuesta, para ello, también formaron una subsidiaria mexicana en la que participan casi 100 personas.

La propuesta para el tren México-Querétaro consiste en un tren de alta velocidad de entre 250 y 300 kilómetros por hora.

CRCC cuenta con experiencia de 65 años en la operación de trenes y es responsable de más de 70 por ciento del diseño y más de 60 por ciento de la construcción de la red ferroviaria de alta velocidad en China, la cual cuenta con 11 mil 800 kilómetros de vía y es considerada la más grande y rápida del mundo.