La transformación de la tv abierta

Para muchos, la llegada de nuevos servicios como Netflix marcan el inicio del fin de la televisión abierta; sin embargo, para otros solo se está transformando.

México

Empresarios, analistas y autoridades han reconocido que la televisión abierta es y continuará siendo uno de los principales medios de comunicación, no solo en México, sino en todo el mundo. Justo en este momento, la tv tradicional atraviesa por una importante etapa de readaptación a los nuevos modelos de consumo que surgen sin  detenerse,  lo que ha provocado que comience a romper esquemas que por años había mantenido vigentes.

La evolución tecnológica, unida a la llegada de los servicios de contenidos por internet (tipo Netflix), conocidos como Over The Top (OTT), marcó el inicio de un cambio radical en la forma en la que las personas quieren ver películas, videos, series y demás contenidos televisivos.

Por años, dichos cambios gozaron  de muy poca atención, y muchos inclusive pasaron desapercibidos entre parte de las televisoras, esto a pesar de las constantes advertencias que indicaban que “el contenido es el futuro”, pues pensaron que los viejos esquemas permanecerían.

 Sin embargo, fueron las nuevas generaciones las que decidieron cambiar y elegir a los formatos renovados y, con ello, abrir la puerta para la entrada de las que ahora son las grandes empresas de los contenidos, así como a su renovada y acertada oferta.

Dicha situación, obligó a las televisoras tradicionales a subirse a esa nueva ola de ofertas y a hacer cambios radicales a sus modelos de negocio.

No obstante, para los especialistas esto se trata solo de un período de transición y readaptación a la modernidad, lo que permitirá la convivencia entre los viejos y nuevos proveedores de contenidos.

De acuerdo con Radamés Camargo, analista de The Competitive Intelligence Unit (The CIU), en el mercado de la televisión abierta siempre hay competencia por todos lados, debido a que es un mercado integrado, en el que participan la televisión abierta, la de paga y ahora los llamados OTT, como Netflix.

“Digo que es integrada porque tenemos el nacimiento de nuevas plataformas que son parte de las mismas televisoras tradicionales y que parecían no tener mucho sentido, pero obedecen precisamente al hecho de que están buscando maneras de colocar esos contenidos a los que ya se dedicaban”, dijo Camargo.

El especialista agregó que no es que hayan llegado tarde a los cambios que se han hecho en este negocio, por el contrario, son empresas que siempre han estado en la generación de contenidos, pero si ahora lanzan un OTT (como es el caso de Blim) tienen la ventaja de  que ya tienen la experiencia de la generación de contenidos que está comprobado, son del agrado de las audiencias.

“Definitivamente van a mantener esa plataforma de televisión abierta para personas que aun tengan el hábito de prender la tele y cambiar de canales, aunque definitivamente hay cosas que deben cambiar, sobre todo en la forma de ofrecer la programación, pues los antiguos formatos ya no son tan populares”, destacó.

Por ejemplo, añadió, la manera en la que Netflix ofrece series, que es soltando todas las temporadas al mismo tiempo, es algo que ahora Televisa ya está experimentando, pues buscan qué tipo de modelos van a resultar atractivos, debido a que las audiencias ya están muy segmentadas y hay jóvenes e incluso adultos, a los que ya no les interesan los viejos formatos.

“El reto para Televisa y TV Azteca e incluso la nueva cadena de televisión (Imagen), es buscar que estos modelos tradicionales se adapten a las nuevas preferencias, pero definitivamente, no es que la TV abierta vaya a morir o desaparecer, porque aún van a encontrar mercado, solo se debe adaptar a los nuevos tiempos”, aseguró Camargo.

Al respecto, Ricardo Salinas Pliego, dueño de TV Azteca, señaló en un discurso, que aun cuando la audiencia de la televisión abierta se ha visto disminuida, ésta sigue concentrando la mayor cantidad de espectadores, superando  al servicio de paga y a el de internet. 

El empresario expuso su punto con base en un ejemplo: la serie basada en la vida del  cantante fallecido, Juan Gabriel, nombrada “Hasta que te conocí”, la cual fue transmitida por la televisora, con la que señaló, se obtuvo una audiencia de alrededor de 52 millones de televidentes.

Salinas Pliego rechazó la idea de que el público millenial no consume televisión y de que el negocio va a la baja, pues desde su punto de vista, sucede todo lo contrario.

 “Es impresionante cómo la televisión abierta tiene esa capacidad de aglutinar las audiencias más grandes”, apuntó el empresario.

El Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel) en la Encuesta Nacional de Consumo de Contenidos en radio y Televisión 2015 —estudio más reciente al respecto—, indicó que 98 por ciento de los hogares mexicanos cuenta con al menos un aparato televisor.

Asimismo, destaca que 56 por ciento de estos hogares recibe únicamente la señal de televisión abierta. Los canales que transmiten son vistos por 81 por ciento de las personas, pues en ellos es donde prefieren ver noticieros, telenovelas y películas.

La encuesta del Ifetel indica que los canales de televisión abierta son también los más vistos entre quienes cuentan con el servicio de televisión de paga, junto con contenidos como películas, series y deportes.

Incluso, destaca que es el canal 2, el de “Las estrellas”, es el más visto entre los mexicanos, toda vez que, 64 por ciento de los televidentes mexicanos lo prefiere, tanto en televisión abierta como en la de paga, seguido del canal 13 de Televisión Azteca.

El tercer sitio lo disputan el canal 5 y el 7, pues mientras que en la televisión abierta, 38 por ciento de la población ve el canal 5 y 37 por ciento el 7, en la de paga, las cifras se invierten, debido a que 35 por ciento prefiere el canal 7 y 33 por ciento el canal 5.

Los canales con un menor índice de audiencia, aunque con suficiente para que sean parte de la estadística, son Gala TV (canal 9) con 18 por ciento de audiencia en televisión abierta y 15 por ciento en la de paga, seguido de Canal Once, que tiene 9 por ciento en TV abierta y 8 por ciento en la de paga.

Detrás siguen Foro TV (canal 4), con 7 por ciento de audiencia en televisión abierta y 5 por ciento en la de paga; Multimedios con 5 por ciento en la señal abierta y 7 por ciento en la de paga; mientras que Proyecto 40 tiene 4 por ciento y 5 por ciento, respectivamente.

Respecto al consumo que los niños de entre siste y 12 años hacen en la televisión, los datos publicados por el Ifetel revelan que en televisión abierta los programas que más se ven son  Bob Esponja y El Chavo del ocho.

SE ACERCA LICITACIÓN

El interés que aún existe por la televisión abierta en México, quedará de manifiesto en la licitación de los 148 canales de televisión que realizará el Ifetel, misma que ya se encuentra en proceso y cuyo número de participantes se dará a conocer entre el 24 y 26 de diciembre de este mismo año.

Al respecto, Carlos Sánchez, director general de economía del espectro y recursos orbitales del Ifetel, mencionó recientemente que el Ifetel ha medido el interés y hasta el momento hay un estimado de 25 interesados en el proceso, aunque no descarta que este número pueda disminuir.

A partir del número de participantes se podrá observar qué tan atractiva es aún la televisión abierta para los empresarios.

Sanchez destacó que la medición previa a la licitación para el mercado de televisión abierta se basó en la participación que se tuvo al elaborar el programa anual de uso y aprovechamiento de bandas de frecuencia y en el interés que se mostró ante Ifetel durante el desarrollo del proceso previo a la publicación de las bases de licitación.

 Especialistas han mencionado que el interés en este concurso radicará más en mercados locales o regionales, debido a que en realidad es así en donde todavía se puede encontrar a anunciantes interesados en pagar por la publicidad en pantalla.

Cabe apuntar que la licitación inició el pasado 28 de noviembre y terminará en octubre de 2017, cuando se emita la notificación de las actas del fallo.

Se licitaran canales locales y serán los mismos participantes los que decidan por cuántos participan, toda vez que pueden ser desde un canal, hasta los 148 que están disponibles.



[Dé clic sobre la imagen para ampliar]