• Regístrate
Estás leyendo: Toys R Us abandona el juego en Reino Unido
Comparte esta noticia
Viernes , 14.12.2018 / 07:15 Hoy

Toys R Us abandona el juego en Reino Unido

La cadena juguetera cerrará los 100 establecimientos de su operación británica tras el fracaso de los administradores en encontrar un comprador.

Publicidad
Publicidad

La división británica de Toys R Us cerrará sus 100 tiendas después de que los administradores del negocio afectado no lograron encontrar un comprador.

Simon Thomas, de los administradores Moorfields Advisory, impuso el plazo final ayer al mediodía para que los compradores potenciales de la división de Toys R Us en Reino Unido declararan su interés. El propietario estadunidense del grupo entró en la protección de bancarrota el año pasado, aunque su división británica logró escapar varias veces de la quiebra hasta ayer.

“Hablamos con 121 personas, de las cuales cerca de la mitad solo estaba interesada en los inventarios y a algunas los equipos y accesorios”, dijo Thomas. “Algunos expresaron su interés en todo el negocio, o en parte de él, pero la última parte interesada abandonó”.

Moorfields planea cerrar 25 tiendas hoy. Los sitios restantes se mantendrán en funcionamiento hasta que se venda todo el inventario con un descuento. Toys R Us UK todavía emplea a más de 2 mil personas, dijo Thomas.

Los administradores despedirán a 67 personas en la sede central de la cadena en Reino Unido en Maidenhead de inmediato. También, hasta el momento, ya echó a 377 elementos del personal de tiendas, agregó Thomas.

“Las cerca de 75 tiendas restantes seguirán operando hasta que se termine el inventario. Es difícil saber cuánto tiempo tomará esto. Probablemente un par de meses”, dijo Simon Thomas, administrador de Moorfields Advisory.

La quiebra de Toys R Us en Reino Unido se produce cuando las ventas minoristas en Gran Bretaña se estancaron debido a que la inflación superó el crecimiento de los salarios, y a que muchos consumidores ahora prefieren hacer en línea la compra de los juguetes de grandes marcas.

Maplin, el grupo minorista de electrónicos, también entró en administración el mes pasado.

En Estados Unidos, la compañía dejó de pagar a algunos proveedores en las últimas semanas, de acuerdo con personas que tienen conocimiento de la situación, con informes de que la empresa se dirige a una liquidación de sus tiendas en su país de origen.

Al principio, la división británica de Toys R Us consiguió el respaldo de los acreedores para una reestructuración profunda con la que se buscaba reducir lo que se convirtió en una cuenta de alquiler inmanejable. El precio fue un acuerdo con el Fondo de Protección de Pensiones de Gran Bretaña (PPF), el esquema salvavidas de miembros de fondos para el retiro de empresas quebradas y su mayor acreedor, para hacer 9.8 millones de libras en contribución de pensiones a pagar en tres años.

Sin embargo, tras el acuerdo de reestructuración, Toys R Us UK entró en administración en febrero, luego de que no pudo pagar una factura vencida de impuestos.

El programa de pensiones de Toys R Us tenía un déficit de cerca de de 38 millones de libras, medido sobre una base del PPF, cuando la empresa entró en administración y contaba con casi 640 miembros.

El PPF dijo ayer: “El cierre de las tiendas de Toys R US claramente es una noticia decepcionante. Los miembros del programa de pensiones de Toys R Us pueden estar tranquilos de que el programa entró en una evaluación del PPF después de que la compañía (entró en) administración el 28 de febrero y están protegidos”.

Ahora que sus administradores no pudieron encontrar un comprador para toda o una parte de la compañía, Thomas dijo: “Las aproximadamente 75 tiendas restantes seguirán operando hasta que se termine el inventario. Es difícil decir cuánto tiempo tomará eso. Es probable que un par de meses”.

Toys R Us, que comenzó en EU, tiene sus orígenes en el baby boom de la década de los años 50.

La empresa estadunidense se volvió privada en 2005 cuando la adquirieron los compradores de capital Bain Capital, KKR y Vornado Realty Trust. Buscó la protección de los acreedores en septiembre pasado después de batallar con el cambio del hábito de compras a hacerse en línea, junto con la dura competencia de las grandes cadenas minoristas como Walmart, y sus rivales en línea, entre ellos Amazon.

WALMART REGRESA A LA BATALLA CONTRA AMAZON

Walmart, el grupo minorista estadunidense, incrementa sus entregas de comestibles en línea, lo que marca el más reciente embate en su batalla con Amazon para dominar todos los aspectos de las compras.

Después de probar las entregas de comestibles en seis ciudades estadunidenses, la cadena minorista más grande del mundo por ventas describió su plan para hacer entregas el mismo día a más de 40 por ciento de los hogares de EU a finales de año, con lo que cubre más de 100 áreas metropolitanas del país.

La competencia en el mercado estadunidense de comestibles, con valor de 800 mil mdd, se intensificó el año pasado, después de que Amazon alarmó al sector con la compra de Whole Foods. La guerra de precios de los comestibles con rivales como Amazon y la tienda de descuento alemana Aldi, redujeron los ingresos brutos de Walmart: los márgenes de utilidades cayeron 61 puntos base en el trimestre más reciente en su comparación año con año, algo a lo que la compañía con sede en Arkansas atribuyó a las “inversiones de precio” (cuando los minoristas aceptan tener menores márgenes para mantener competitividad).

En su lucha con Amazon, Walmart busca explotar su amplia presencia física para ofrecer opciones cómodas de compras en línea.

Información adicional de Anna Nicolaou y Josephine Cumbo/Nueva York



Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.