El tour de la Carta Magna

Con motivo de los 800 años de este documento en el Reino Unido, habrá cerveza conmemorativa, recorridos a pie y exposiciones multimedia para celebrar.

Londres

En una encuesta reciente, los ingleses votaron porque una de las mejores cosas que tiene su país es la Carta Magna, que recibe una medalla de bronce porque la medalla de oro la ganó el sándwich.

El 15 de junio de 2015 se cumplirán 800 años del día en que el rey Juan accedió a poner un límite a su poder presionado por algunos barones rebeldes y selló un documento con sus derechos. "¿"En dónde habríase de oír algo semejante?" escriben los monjes en la relación conocida más antigua de tal evento. "Si el cuerpo fuera a gobernar la cabeza, el pueblo gobernaría a su rey".

La industria turística ya echó a andar la maquinaria completa para celebrar este aniversario. Ya se encargaron exposiciones y performances; se construyeron monumentos conmemorativos y se están llevando a cabo trabajos de renovación en lugares clave como el valle de Runnymede en Surrey, donde se firmó la carta. Ya hay timbres e incluso cerveza conmemorativa. Visita Inglaterra. El consejo nacional del turismo ya diseñó rutas para que los visitantes sigan la historia de las cuatro copias sobrevivientes del documento de 1215 y yo voy a hacer un recorrido previo.

Empezamos en Londres. La Biblioteca Británica tiene dos de las cuatro copias y encabezará la exposición más grande: La Carta Magna: Ley, Libertad y Legado, que se inaugurará el mes próximo. Todos los documentos son diferentes: el de Salisbury es el mejor conservado, el de Lincoln es el más hermoso (al menos eso dice la ciudad) y uno de Londres quedó parcialmente destruido en un incendio.

Además de las reliquias medievales, una gran parte de la exposición está dedicada al impacto que la carta tuvo en años posteriores ya que se le considera un símbolo de libertad en contra de la tiranía. Por primera vez en la historia, el Reino Unido recibió en préstamo la Declaración de Independencia que escribió a mano Thomas Jefferson y una de las Cartas de Derechos originales.

Después de la Biblioteca Británica atravesamos Londres a las Hosterías de la Corte (Inns of the Court) y a la Iglesia del Temple (Temple Church) que fue en donde el rey Juan negoció con sus barones antes de acceder a sus términos. Una exposición nueva ya está abierta al público; los recorridos a pie de la Carta Magna en la iglesia y en la City de Londres empezarán en junio. , "Intenta leer la Carta Magna y puedes perder las ganas de vivir", dice Robin Griffith-Jones, quien posee el sorprendente título de Reverendo y Valiente Maestro del Templo. "Tiene 63 cláusulas y muchas de ellas son sobre derechos de pesca en el Támesis. Pero cuando llegas a las cláusulas 39 y 40 y a la idea de que ningún hombre puede ir a prisión ni perder sus derechos más que por medio de un juicio justo realizado por sus iguales y cuando te das cuenta de que esto no ha cambiado al paso de los siglos y que ha recorrido continentes, entonces sientes que un escalofrío recorre tu columna".

La iglesia, con sus misteriosas efigies de caballeros que yacen en el suelo ha recibido un mayor número de visitantes del extranjero desde que apareció en la película basada en la novela de Dan Brown, El Código Da Vinci.

Ya fuera de Londres, en dirección al noreste, la campiña inglesa desciende, se vuelve plana y se divide en cuadros de tierra de labranza congelada. Alguna vez estas fueron las regiones más ricas del país, gracias al comercio de lana. Ahora, Lincoln es un ciudad un poco alejada del camino llena de casas un tanto descuidadas y calles angostas eclipsadas por la catedral gótica y el castillo normando.

El castillo, hogar de la copia de la ciudad de la Carta Magna, se construyó en donde anteriormente había un asentamiento vikingo y los restos de una fortaleza romana. Es algo parecido a la versión histórica de un asado de cinco pájaros en la que una alondra está dentro de un pájaro y éste dentro de un ganso, y así sucesivamente. En abril, se abrirá de nuevo el castillo después de un largo proceso de restauración que incluye una nueva bóveda espectacular para exhibir el manuscrito.

A pesar de los grandes elogios, la carta de libertades fue tan sólo una estrategia política del rey Juan. Una vez firmada ésta, le escribió al Papa, y en 10 semanas el acuerdo fue anulado. "Juan era un tirano más que un rey", escribió en el siglo XIII el monje benedictino Matthew Paris. "Un león para con sus súbditos y un cordero para con los extranjeros y los rebeldes".

Pudo haber quedado en el olvido pero la muerte del rey Juan un año después, supuestamente a causa de un exceso de sidra y duraznos, provocó un vacío de poderes. Para conseguir el apoyo de los barones para el hijo de nueve años de Juan, se hizo un nuevo acuerdo y muchas nuevas versiones. Por eso existe una cantidad tan confusa de Cartas Magnas, incluyendo una que se vendió en Estados Unidos por 21 millones de dólares en 2007 y una copia de 1300, que se descubrió en Sandwich, Kent, apenas hace una semana. Es por esta causa que la mayoría de las ciudades destruyeron sus copias originales, ya que pensaban que eran anacrónicas y carentes de valor.

Mientras pasamos por las puertas labradas de la catedral, Campbell explica que el original de Lincoln sobrevivió porque quedó archivado y olvidado en la catedral. Esta historia se explicará en una serie de conferencias que tendrán lugar a lo largo de 2015.

Al tiempo que explica esto, me señala lugares de la catedral que se usaron en el Código Da Vinci, y en donde los turistas se toman fotos. Y entonces murmura uno de los guías voluntarios de la catedral que ojalá escribiera algo sobre la Carta Magna.

Le toca a Salisbury presentar el capítulo final, en una catedral en donde la torre más alta del país descansa sobre unos cimientos de tan sólo 1.20 metros. Éste es el gabinete de exhibición de la Carta Magna de Salisbury, un pergamino en excelente estado de conservación escrito con un latín tan denso que resulta fácil identificar el nombre de "Juan" en la parte superior.

El mes que entra, la Carta Magna de Salisbury se exhibirá en un nuevo y grandioso escenario, dispuesto para las celebraciones de aniversario. También habrá una exposición interactiva y una instalación de luces de arte moderno y actividades de performance en el palacio municipal que enfatizarán el papel de la carta en el mundo en la lucha por la justicia y la libertad, incluyendo citas de Gandhi, Churchill y Mandela.