Cuatro estados concentran 46% del consumo de tortilla de harina

Rubén Hernández, embajador de la marca Inca en México, explicó que la tortilla de harina en nuestro país no es sólo un alimento sino una tradición.

Monterrey

Pese a la gran competencia que existe de marcas de tortillas de harina, la compañía manteca Inca estima para este año una producción de 126 mil toneladas de tortillas de harina, siendo los estados de Nuevo León, Sonora, Baja California y Chihuahua quienes concentran el 46 por ciento del consumo de tortilla de harina.

La tortilla de harina de trigo acompaña al 40 por ciento de los platillos típicos de Sonora y es el séptimo alimento de mayor consumo en Nuevo León.

La empresa prevé que estos cuatro estados podrían consumir en este año alrededor de 57 mil toneladas de tortillas de harina de trigo.

De acuerdo con datos de la Encuesta Mensual de la Industria Manufacturera (EMIM) a enero de este año, la producción nacional de tortilla de harina de trigo alcanzó las 126 mil toneladas, equivalentes a 4 mil 129 millones de pesos en ventas.

Un 54 por ciento de los consumidores de la manteca vegetal utilizan el producto para la elaboración de tortillas de harina.

Rubén Hernández, embajador de la marca Inca en México, explicó que la tortilla de harina en nuestro país no es sólo un alimento sino una tradición, además de ser un elemento que ha reunido generaciones y dado un sentido de continuidad en los estados donde predominantemente se consume.

Enfatizó que pese a la gran competencia que existe de marcas de tortillas ya preparadas, hoy se observa que las generaciones actuales empiezan a retomar el gusto por hacerlas en casa y consumirlas, los jóvenes han expresado que quieren recrear el sabor y la tradición de hacer tortillas de harina.

“En el caso de la manteca Inca, ha sido un elemento fundamental desde décadas atrás para la preparación de las tortillas de harina, entonces estamos llevando a cabo una campaña con chefs, cocinero y medios de comunicación para reflexionar sobre la importancia de la tortilla de harina en la gastronomía mexicana, la cultura y el rescate de las tradición”.

Hernández expresó que cuando se reunieron con cocineros en Monterrey reconocieron que se estaba perdiendo la tradición entre las familias, así que desde las escuelas de gastronomía están incorporando la elaboración de las tortillas de harina.

“Entendemos que en esta época que vivimos de prisas, calor y de bajas calorías, se ha satanizado un poco este tipo de alimentos, pero precisamente con el anuncio del presidente Enrique Peña Nieto del rescate de la gastronomía mexicana, en ese marco creemos que ayudará mucho para mantener esta tradición de hacer y consumir tortillas de harina”, indicó.

Manteca Inca posee una planta de producción en Guadalajara, Jalisco.

Actualmente el valor de la producción de aceites y grasas vegetales en México representa el 6 por ciento de la industria alimentaria y el 1.1 por ciento de la industria manufacturera, en términos de pesos alcanza montos por arriba de los 50 mil millones de pesos y una generación de empleos de ocho mil 500 trabajadores.

La compañía dijo que este sector se compone de aceites, que representan casi la mitad de la producción total con 45.3 por ciento, grasas vegetales comestibles con el 19.3 por ciento.