Nueva ley impulsa las torres departamentales

Empresas esperan que más clientes se interesen en desarrollos inmobiliarios verticales

Monterrey

El detonante para la creación de nuevos edificios de usos mixtos en el centro de Monterrey fue un cambio a la legislación municipal, la cual ahora permite incrementar la densidad de población con proyectos verticales, siempre y cuando estén cerca del transporte público.

TE RECOMENDAMOS: Estado teme que Rodrigo Medina huya del país

Sergio Talau de la Garza, director de finanzas y nuevos proyectos en Desarrollos Fraterna, explicó que con el tiempo las personas van a preferir los desarrollos inmobiliarios verticales en lugar de las casas que se comercializan en la periferia, debido a la cercanía con el trabajo y los comercios y a las facilidades de movilidad.

"La razón por la cual se están dando estos desarrollos fue mucho por un cambio en la legislación del municipio de Monterrey que fue promovida por nosotros, en donde puedes construir vivienda de alta densidad siempre y cuando este cerca del Metro o del Ecovía.

"Básicamente es porque creemos que la población está harta de los tráficos y de los altos costos de transportarse, de trabajar aquí en la zona centro, y que se tiene que trasladar a poblaciones lejanas, como puede ser García o Juárez", comentó.

Desarrollos Fraterna posee El Semillero, ubicado en la zona del Obispado. Cuenta con 29 departamentos y fue abierto al mercado en octubre de 2015.

TE RECOMENDAMOS: Ante la violencia y la furia política y social... la música

También son propietarios de El Titán, otro proyecto vertical de usos mixtos que está ubicado al lado de la estación Central del Metro. Fue inaugurado en noviembre de 2015.

Otros desarrollos similares que se localizan en el corazón del área metropolitana son La Capital, entre Félix U. Gómez y el Paseo Santa Lucía; Urbania, ubicada en la calle Parás, en la zona de Monterrey Antiguo, y Pabellón M, inaugurado en junio de 2016.

Una de las desventajas de este tipo de vivienda es el alto costo por un reducido espacio, pues mientras que en las zonas periféricas una residencia de 300 metros cuadrados puede costar 350 mil pesos, el departamento más barato en los desarrollos mixtos es de 650 mil pesos con apenas 50 metros cuadrados.

La densidad poblacional es de 27 habitantes por hectárea, es decir, está prácticamente despoblado. Por ello, señaló, se debe buscar la manera de incentivar la zona como un lugar para vivir y de esta manera combatir el problema de la contaminación y la movilidad.

"Es una tendencia que ya la ciudad, (por) la contaminación y el tráfico, no soporta seguir creciendo hacia las afueras; tenemos que empezar a crecer hacia dentro de la ciudad", advirtió.